“El Palacio Subterráneo”, metro de Moscú

El metro de Moscú es toda una pieza arquitectónica y cada una de sus terminales es simplemente un deleite para nuestra vista. Lo importante de esta construcción es que los rusos verdaderamente...

5 proyectos de construcción más sorprendentes

Son proyectos de construcción arquitectónicas que rebasan limites, lo convencional, lo normal, transformando su entorno de una manera incomparable. Son obras de la arquitectura , producto de la...

Embajada EU en México tendrá diseño sustentable

La nueva sede estará ubicada en avenida Casa de la Moneda, entre avenida Legaria y Presa Falcón, Colonia Irrigación, en la delegación Miguel Hidalgo. Está proyectada para construirse en una...

Los 4 nuevos centros comerciales en CDMX

Los cuatro nuevos centros comerciales en la CDMX se abrirán en las zonas oriente, norte y sur de la capital, por lo que aquí te contamos cuáles serán las características de estos lugares y dónde...

Los edificios de récord en el mundo

En esta primera parte te mostraremos 5 de los 10 edificios más impresionantes por sus caracteristicas particulares con los que fueron diseñados, siendo prueba de que para la arquitectura no existe, limites de...

TIPOS DE MADERAS QUE PUEDES USAR PARA DECORAR TU HOGAR

MADERAS DURAS    Las maderas duras provienen de árboles que requieren un crecimiento prolongado antes de ser talados lo que las hace más caras, pero también tienen unas mejores propiedades mecánicas y...
 
 
 
 

Día a Día

HASTA 20 AÑOS TARDARÁ LA REGENERACIÓN DEL RÍO SAN PEDRO: TELLO

HASTA 20 AÑOS TARDARÁ LA REGENERACIÓN DEL RÍO SAN PEDRO: TELLO

Dos décadas podría tardar la regeneración del Río San Pedro, lo anterior lo dio a conocer Ernesto Tello Coordinador de Planeación de Gobierno del Estado quien comentó que para ello será necesario estructurar una estrategia que trascienda administraciones y que involucre el interés de la sociedad en general, argumentando que los avances generados en administraciones pasadas se perdieron...

Construcción de libramiento ferroviario en Zacatecas

Construcción de libramiento ferroviario en Zacatecas

La industria ferroviaria busca que en el país se construyan 25 libramientos con una extensión de 600 kilómetros, para lo que se requiere dos mil 400 millones de dólares para su construcción, esto con el objetivo de mejorar la seguridad en los cruces. El director de Planeación de Ferromex- Ferrosur, Juan Carlos Miranda, dijo que los análisis de...

Videos

Redes Sociales

Proyectos Arquitectonicos

Galería-Salón Lucernario / Canocanela Arquitectura

Galería-Salón Lucernario / Canocanela Arquitectura

Arquitectos: Canocanela Arquitectura  Ubicación: Aguascalientes, México  Arquitecto a cargo: Freeman Cano Canela  Arquitectos Autores: Freeman Cano Canela, Mayra Hernández Parada, Karen Amor Mendoza Área: 1.227 m2 Año del proyecto: 2016  Proveedores: Cemex,...

Perfiles

LA CLAVE DEL ÉXITO ES LA PASIÓN Y CONSTANCIA: DANIEL ENRIQUE REYNA VALDIVIA

LA CLAVE DEL ÉXITO ES LA PASIÓN Y CONSTANCIA: DANIEL ENRIQUE REYNA VALDIVIA

  Más de tres décadas como docente lo respaldan. Su empresa es única en Aguascalientes y de las más reconocidas en la región. Con 35 años en la docencia el...

« »

Revista Digital


           

 


Encuesta

¿Usted cree que los futuros pasos a desnivel al norte de la ciudad mejorarán la fluidez del tráfico?

Clima

Mostly Clear

18°C

Aguascalientes

Mostly Clear

Humidity: 40%

Wind: 22.53 km/h

  • 18 Feb 2018

    Mostly Sunny 24°C 10°C

  • 19 Feb 2018

    Partly Cloudy 21°C 13°C



Todos estamos acostumbrados a ventilar nuestra vivienda u oficina en algún momento del día. Esto ayuda a renovar el aire interior, sobre todo por las mañanas o cuando organizamos alguna celebración con mucha gente. El método más sencillo consiste simplemente en abrir las ventanas y dejar que entre el aire del exterior. Sin embargo, este proceso puede realizarse de manera más eficaz mediante la llamada ventilación forzada o mecánica que, además de renovar el aire de manera continua, lo filtra y aclimata, consiguiendo un alto grado de confort térmico en nuestra vivienda al mismo tiempo que respiramos aire limpio y expulsamos al exterior los agentes nocivos presentes en el aire viciado.

Es uno de los sistemas más eficientes y de menor consumo para climatizar nuestra casa/oficina. Eso sí, para que esta instalación funcione correctamente deberemos partir de una vivienda perfectamente aislada y muy hermética, equipada con unas buenas ventanas, las filtraciones de aire deberán ser totalmente eliminadas.

Es muy recomendable en entornos con una alta contaminación exterior, contaminación acústica y temperaturas de mucho frío y/o mucho calor. También es un sistema muy recomendable para personas que padecen de alergias al polen, al polvo u otros agentes contenidos en el aire. Su instalación es factible tanto en viviendas en bloque como en viviendas unifamiliares aisladas.

La ventilación forzada con recuperación de calor consta de los siguientes componentes básicos:

  • Un ventilador para la impulsión de aire hacia el interior de la vivienda.
  • Un ventilador para la extracción de aire viciado de la vivienda.
  • Un recuperador de calor que reaprovecha, cuando es conveniente, la energía contenida en el aire interior que vamos a expulsar y se la transfiere al aire de impulsión.
  • Una serie de conductos divididos en dos circuitos, un circuito de conductos de impulsión y un circuito de conductos de extracción.
  • Elementos complementarios del sistema, como son los diferentes tipos de filtros de aire, amortiguadores acústicos, batería de calentamiento/enfriamiento, etc.

También existen versiones compactas, de las que hemos hablado en post anteriores, para instalar en las fachadas y que no necesitan conductos. Eso sí, deberemos instalar una por estancia y, a día de hoy, son más molestos a nivel acústico y su rendimiento es menor.

El funcionamiento es sencillo, el aire entra a nuestra vivienda gracias al ventilador de impulsión, a continuación, pasa por los diferentes filtros que tengamos instalados y se introduce en el recuperador de calor. Esta es una pieza clave del sistema ya que es donde radica su alta eficiencia energética. En el recuperador de calor el aire que introducimos en la casa y el aire que expulsamos se cruzan (pero no se mezclan), esto ocurre en unos diminutos conductos con paredes muy finas que permiten que, aunque las dos corrientes de aire (impulsión y extracción) no se “toquen”, se produzca un intercambio de temperaturas entre las mismas a través de estas paredes finas que los separan. Al salir del recuperador de calor, el aire ya aclimatado y filtrado, se reparte entre los diferentes conductos de impulsión y de ahí a las distintas estancias de la vivienda.

 


Así, en invierno, el aire interior de nuestra casa, que está viciado y queremos expulsar, estará más caliente que el aire exterior renovado y filtrado, que queremos introducir. Al pasar por el recuperador de calor, el aire viciado pero caliente cederá temperatura al aire renovado y frío que entra del exterior al cruzarse ambas corrientes.  El proceso contrario se produce en verano. De esta manera, gracias a que existen recuperadores de calor con una eficiencia del 90%, la energía que necesitamos para aclimatar el aire que introducimos en nuestra vivienda es mínima.
 


En los climas cálidos, en las noches de verano, se puede dar que el aire del interior de nuestra vivienda esté más caliente que el exterior, como lo que queremos es refrigerar el interior, en estos casos, el recuperador de calor activará un bypass para introducir directamente ese aire fresco (pero filtrado). Por otro lado, el aire es introducido en el interior de nuestra vivienda a una velocidad tan baja y suave que es imperceptible. No notaremos ni las corrientes de aire ni el ruido típico de los sistemas de aire acondicionado por conductos.

Asimismo, para terminar de aclimatar el aire hasta la temperatura deseada es conveniente instalar unas baterías de frío y calor que, si fuera necesario, aportarán ese pequeño plus de calor o de frío al aire que estamos usando para aclimatar nuestra casa. Como partimos de la premisa de que nuestra casa está muy bien aislada y es hermética al aire, unido a que el recuperador de calor puede alcanzar una eficiencia del 90%, significará que estas baterías de frio o de calor se usarán muy poco, manteniendo así el conjunto de la instalación una alta eficiencia energética.

Generalmente los sistemas de ventilación forzada tienen varias opciones para aumentar o disminuir el caudal y la velocidad del aire según la situación del interior de nuestra vivienda. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos dejar el sistema en funcionamiento con el caudal básico, si la vivienda está ocupada por todos los miembros el sistema se activará con el caudal de consigna y si tenemos invitados u organizamos un evento social, se activará el caudal intensivo.

Debemos tener en cuenta que los conductos por los que circula el aire necesitan una limpieza que es recomendable realizar anualmente.


Fuente: Arrevol 

Perfiles

LA CLAVE DEL ÉXITO ES LA PASIÓN Y CONSTANCIA: DANIEL ENRIQUE REYNA VALDIVIA

LA CLAVE DEL ÉXITO ES LA PASIÓN Y CONSTANCIA: DANIEL ENRIQUE REYNA VALDIVIA

  Más de tres décadas como docente lo respaldan. Su empresa es única en Aguascalientes y de las más reconocidas en la región. Con 35 años en la docencia el...

« »

Publicidad



Todos estamos acostumbrados a ventilar nuestra vivienda u oficina en algún momento del día. Esto ayuda a renovar el aire interior, sobre todo por las mañanas o cuando organizamos alguna celebración con mucha gente. El método más sencillo consiste simplemente en abrir las ventanas y dejar que entre el aire del exterior. Sin embargo, este proceso puede realizarse de manera más eficaz mediante la llamada ventilación forzada o mecánica que, además de renovar el aire de manera continua, lo filtra y aclimata, consiguiendo un alto grado de confort térmico en nuestra vivienda al mismo tiempo que respiramos aire limpio y expulsamos al exterior los agentes nocivos presentes en el aire viciado.

Es uno de los sistemas más eficientes y de menor consumo para climatizar nuestra casa/oficina. Eso sí, para que esta instalación funcione correctamente deberemos partir de una vivienda perfectamente aislada y muy hermética, equipada con unas buenas ventanas, las filtraciones de aire deberán ser totalmente eliminadas.

Es muy recomendable en entornos con una alta contaminación exterior, contaminación acústica y temperaturas de mucho frío y/o mucho calor. También es un sistema muy recomendable para personas que padecen de alergias al polen, al polvo u otros agentes contenidos en el aire. Su instalación es factible tanto en viviendas en bloque como en viviendas unifamiliares aisladas.

La ventilación forzada con recuperación de calor consta de los siguientes componentes básicos:

  • Un ventilador para la impulsión de aire hacia el interior de la vivienda.
  • Un ventilador para la extracción de aire viciado de la vivienda.
  • Un recuperador de calor que reaprovecha, cuando es conveniente, la energía contenida en el aire interior que vamos a expulsar y se la transfiere al aire de impulsión.
  • Una serie de conductos divididos en dos circuitos, un circuito de conductos de impulsión y un circuito de conductos de extracción.
  • Elementos complementarios del sistema, como son los diferentes tipos de filtros de aire, amortiguadores acústicos, batería de calentamiento/enfriamiento, etc.

También existen versiones compactas, de las que hemos hablado en post anteriores, para instalar en las fachadas y que no necesitan conductos. Eso sí, deberemos instalar una por estancia y, a día de hoy, son más molestos a nivel acústico y su rendimiento es menor.

El funcionamiento es sencillo, el aire entra a nuestra vivienda gracias al ventilador de impulsión, a continuación, pasa por los diferentes filtros que tengamos instalados y se introduce en el recuperador de calor. Esta es una pieza clave del sistema ya que es donde radica su alta eficiencia energética. En el recuperador de calor el aire que introducimos en la casa y el aire que expulsamos se cruzan (pero no se mezclan), esto ocurre en unos diminutos conductos con paredes muy finas que permiten que, aunque las dos corrientes de aire (impulsión y extracción) no se “toquen”, se produzca un intercambio de temperaturas entre las mismas a través de estas paredes finas que los separan. Al salir del recuperador de calor, el aire ya aclimatado y filtrado, se reparte entre los diferentes conductos de impulsión y de ahí a las distintas estancias de la vivienda.

 


Así, en invierno, el aire interior de nuestra casa, que está viciado y queremos expulsar, estará más caliente que el aire exterior renovado y filtrado, que queremos introducir. Al pasar por el recuperador de calor, el aire viciado pero caliente cederá temperatura al aire renovado y frío que entra del exterior al cruzarse ambas corrientes.  El proceso contrario se produce en verano. De esta manera, gracias a que existen recuperadores de calor con una eficiencia del 90%, la energía que necesitamos para aclimatar el aire que introducimos en nuestra vivienda es mínima.
 


En los climas cálidos, en las noches de verano, se puede dar que el aire del interior de nuestra vivienda esté más caliente que el exterior, como lo que queremos es refrigerar el interior, en estos casos, el recuperador de calor activará un bypass para introducir directamente ese aire fresco (pero filtrado). Por otro lado, el aire es introducido en el interior de nuestra vivienda a una velocidad tan baja y suave que es imperceptible. No notaremos ni las corrientes de aire ni el ruido típico de los sistemas de aire acondicionado por conductos.

Asimismo, para terminar de aclimatar el aire hasta la temperatura deseada es conveniente instalar unas baterías de frío y calor que, si fuera necesario, aportarán ese pequeño plus de calor o de frío al aire que estamos usando para aclimatar nuestra casa. Como partimos de la premisa de que nuestra casa está muy bien aislada y es hermética al aire, unido a que el recuperador de calor puede alcanzar una eficiencia del 90%, significará que estas baterías de frio o de calor se usarán muy poco, manteniendo así el conjunto de la instalación una alta eficiencia energética.

Generalmente los sistemas de ventilación forzada tienen varias opciones para aumentar o disminuir el caudal y la velocidad del aire según la situación del interior de nuestra vivienda. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos dejar el sistema en funcionamiento con el caudal básico, si la vivienda está ocupada por todos los miembros el sistema se activará con el caudal de consigna y si tenemos invitados u organizamos un evento social, se activará el caudal intensivo.

Debemos tener en cuenta que los conductos por los que circula el aire necesitan una limpieza que es recomendable realizar anualmente.


Fuente: Arrevol 

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 343