¿Cuáles son las zonas de la CDMX para conmemorar el Día Mundial Sin Auto?

El Día Mundial Sin Auto se conmemora en muchas ciudades del mundo. Así, los habitantes experimenten cómo sería la vida en comunidad si usaran otros medios de transporte.   Si decides optar por dejar...

¿Ya conoces los requisitos para solicitar el crédito ConstruYo de Infonavit?

    Las políticas públicas para apoyar la vivienda durante la pandemia por coronavirus siguen implementándose. Prueba de ello, es la reciente creación del programa ConstruYo del Instituto del Fondo...

10 consejos básicos para una decoración moderna

La decoración moderna es una tendencia muy fuerte hoy en día, esto podría hacernos pensar que realizarla es un procedimiento muy difícil, pero la realidad es otra, ya que  suele ser muy simple y no...

El Skywalk, una maravilla de la ingeniería

El Skywalk es una pasarela con piso de vidrio a 1.200 metros del altura es la nueva atracción del Gran Cañón (Arizona, EE.UU.). La obra está a dos horas de Las Vegas (Nevada). Los arquitectos e...

Los edificios con la arquitectura más innovadora

La arquitectura es un campo que nunca deja de sorprendernos, en la que la innovación siempre tiene sitio para impresionarnos al igual que para satisfacer nuestras necesidades, aquí te dejamos...

Tips para eliminar las manchas de humedad en tu hogar

Sabemos que la humedad en la paredes interiores es una verdadera molestia, pero sobretodo las manchas que quedan a consecuencia de este problema, es por eso que aquí te enlistamos una serie de tips...
  
           
 
 
 
 

Día a Día

Avanza un 70% los trabajos de reconstrucción de inmuebles dañados en sismos del 19-S

Avanza un 70% los trabajos de reconstrucción de inmuebles dañados en sismos del 19-S

El Programa Nacional de Reconstrucción (PRN) presenta una avance del 70% en los rubros de salud, educativo e inmuebles catalogados como patrimonio cultural afectados por los sismos del 2017 y 2018. Con un total de 55 mil acciones de reconstrucción de vivienda, el PRN ha apoyado en materia de vivienda...

Continúa la rehabilitación de drenaje sanitario en Fresnillo

Continúa la rehabilitación de drenaje sanitario en Fresnillo

Fresnillo, Zac.- Para brindar un servicio de calidad, el gobierno del estado de Zacatecas inició los trabajos de la rehabilitación de drenaje sanitario en la calle Lienzo Charro de la cabecera municipal, con una inversión compartida de más de medio millón de pesos. En beneficio de 90 familias que habitan...

MÁS ALLÁ DE LA CONSTRUCCIÓN

Drones Industriales (2)

Drones Industriales (2)

         CIELITODRONE Drones industriales. Cielito Drone es una empresa mexicana con años de experiencia en la industria tecnológica como distribuidor oficial de la marca DJI, líder en fabricación de drones, cámaras y softwares de precisión.   Entendemos que todo proyecto de construcción empieza de cero, por eso...

Mayor cobertura de internet gratuito en municipio de Aguascalientes

Mayor cobertura de internet gratuito en municipio de Aguascalientes

Para facilitar a miles de niños y jóvenes el regreso a clases a distancia por la pandemia del COVID-19, la alcaldesa Tere Jiménez anunció la ampliación del programa Internet Gratuito para Todos, extendiendo y poniendo al alcance de las y los estudiantes 100 puntos con WiFi estable y eficiente. Informó...

Mantienen el uso obligatorio de cubrebocas en transporte publico de Querétaro

Mantienen el uso obligatorio de cubrebocas en transporte publico de Querétaro

Querétaro.- Con el objetivo de fortalecer esta estrategia, a través de los Vigilantes Ciudadanos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), han sido distribuidos más de 781 mil cubreboca en espacios públicos, paradas y estaciones del transporte público. Para mantener la salud propia y de los seres queridos es necesario cumplir...

Videos

Revista Digital

Redes Sociales

Proyectos Arquitectonicos

Palacio de Bellas Artes / Adamo Boari - Federico E. Mariscal

Palacio de Bellas Artes / Adamo Boari - Federico E. Mariscal

Arquitectos: Adamo Boari - Federico E. Mariscal Ubicación: Ciudad de México Año Proyecto: 1934 El Palacio de Bellas Artes inició su construcción en 1904, durante el gobierno de Porfirio Díaz, quien buscaba representar...

Perfiles

Miguel Ángel de Quevedo y Zubieta | Perfiles

Miguel Ángel de Quevedo y Zubieta | Perfiles

Miguel Ángel de Quevedo y Zubieta (1862 - 1946). También conocido como "El Apóstol de los árboles", fue un ingeniero civil e investigador ecológico de origen mexicano que dedicó gran...

« »



Todos estamos acostumbrados a ventilar nuestra vivienda u oficina en algún momento del día. Esto ayuda a renovar el aire interior, sobre todo por las mañanas o cuando organizamos alguna celebración con mucha gente. El método más sencillo consiste simplemente en abrir las ventanas y dejar que entre el aire del exterior. Sin embargo, este proceso puede realizarse de manera más eficaz mediante la llamada ventilación forzada o mecánica que, además de renovar el aire de manera continua, lo filtra y aclimata, consiguiendo un alto grado de confort térmico en nuestra vivienda al mismo tiempo que respiramos aire limpio y expulsamos al exterior los agentes nocivos presentes en el aire viciado.

Es uno de los sistemas más eficientes y de menor consumo para climatizar nuestra casa/oficina. Eso sí, para que esta instalación funcione correctamente deberemos partir de una vivienda perfectamente aislada y muy hermética, equipada con unas buenas ventanas, las filtraciones de aire deberán ser totalmente eliminadas.

Es muy recomendable en entornos con una alta contaminación exterior, contaminación acústica y temperaturas de mucho frío y/o mucho calor. También es un sistema muy recomendable para personas que padecen de alergias al polen, al polvo u otros agentes contenidos en el aire. Su instalación es factible tanto en viviendas en bloque como en viviendas unifamiliares aisladas.

La ventilación forzada con recuperación de calor consta de los siguientes componentes básicos:

  • Un ventilador para la impulsión de aire hacia el interior de la vivienda.
  • Un ventilador para la extracción de aire viciado de la vivienda.
  • Un recuperador de calor que reaprovecha, cuando es conveniente, la energía contenida en el aire interior que vamos a expulsar y se la transfiere al aire de impulsión.
  • Una serie de conductos divididos en dos circuitos, un circuito de conductos de impulsión y un circuito de conductos de extracción.
  • Elementos complementarios del sistema, como son los diferentes tipos de filtros de aire, amortiguadores acústicos, batería de calentamiento/enfriamiento, etc.

También existen versiones compactas, de las que hemos hablado en post anteriores, para instalar en las fachadas y que no necesitan conductos. Eso sí, deberemos instalar una por estancia y, a día de hoy, son más molestos a nivel acústico y su rendimiento es menor.

El funcionamiento es sencillo, el aire entra a nuestra vivienda gracias al ventilador de impulsión, a continuación, pasa por los diferentes filtros que tengamos instalados y se introduce en el recuperador de calor. Esta es una pieza clave del sistema ya que es donde radica su alta eficiencia energética. En el recuperador de calor el aire que introducimos en la casa y el aire que expulsamos se cruzan (pero no se mezclan), esto ocurre en unos diminutos conductos con paredes muy finas que permiten que, aunque las dos corrientes de aire (impulsión y extracción) no se “toquen”, se produzca un intercambio de temperaturas entre las mismas a través de estas paredes finas que los separan. Al salir del recuperador de calor, el aire ya aclimatado y filtrado, se reparte entre los diferentes conductos de impulsión y de ahí a las distintas estancias de la vivienda.

 


Así, en invierno, el aire interior de nuestra casa, que está viciado y queremos expulsar, estará más caliente que el aire exterior renovado y filtrado, que queremos introducir. Al pasar por el recuperador de calor, el aire viciado pero caliente cederá temperatura al aire renovado y frío que entra del exterior al cruzarse ambas corrientes.  El proceso contrario se produce en verano. De esta manera, gracias a que existen recuperadores de calor con una eficiencia del 90%, la energía que necesitamos para aclimatar el aire que introducimos en nuestra vivienda es mínima.
 


En los climas cálidos, en las noches de verano, se puede dar que el aire del interior de nuestra vivienda esté más caliente que el exterior, como lo que queremos es refrigerar el interior, en estos casos, el recuperador de calor activará un bypass para introducir directamente ese aire fresco (pero filtrado). Por otro lado, el aire es introducido en el interior de nuestra vivienda a una velocidad tan baja y suave que es imperceptible. No notaremos ni las corrientes de aire ni el ruido típico de los sistemas de aire acondicionado por conductos.

Asimismo, para terminar de aclimatar el aire hasta la temperatura deseada es conveniente instalar unas baterías de frío y calor que, si fuera necesario, aportarán ese pequeño plus de calor o de frío al aire que estamos usando para aclimatar nuestra casa. Como partimos de la premisa de que nuestra casa está muy bien aislada y es hermética al aire, unido a que el recuperador de calor puede alcanzar una eficiencia del 90%, significará que estas baterías de frio o de calor se usarán muy poco, manteniendo así el conjunto de la instalación una alta eficiencia energética.

Generalmente los sistemas de ventilación forzada tienen varias opciones para aumentar o disminuir el caudal y la velocidad del aire según la situación del interior de nuestra vivienda. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos dejar el sistema en funcionamiento con el caudal básico, si la vivienda está ocupada por todos los miembros el sistema se activará con el caudal de consigna y si tenemos invitados u organizamos un evento social, se activará el caudal intensivo.

Debemos tener en cuenta que los conductos por los que circula el aire necesitan una limpieza que es recomendable realizar anualmente.


Fuente: Arrevol 

Perfiles

Colaboradores | Jorge Gerini

Colaboradores | Jorge Gerini

Jorge Gerini nació en la ciudad de Guadalajara en 1982. Estudió la licenciatura en arquitectura en la Universidad de Guadalajara, graduándose en 2009. Más tarde estudió la Maestría en Urbanismo Sustentable en...

« »



Todos estamos acostumbrados a ventilar nuestra vivienda u oficina en algún momento del día. Esto ayuda a renovar el aire interior, sobre todo por las mañanas o cuando organizamos alguna celebración con mucha gente. El método más sencillo consiste simplemente en abrir las ventanas y dejar que entre el aire del exterior. Sin embargo, este proceso puede realizarse de manera más eficaz mediante la llamada ventilación forzada o mecánica que, además de renovar el aire de manera continua, lo filtra y aclimata, consiguiendo un alto grado de confort térmico en nuestra vivienda al mismo tiempo que respiramos aire limpio y expulsamos al exterior los agentes nocivos presentes en el aire viciado.

Es uno de los sistemas más eficientes y de menor consumo para climatizar nuestra casa/oficina. Eso sí, para que esta instalación funcione correctamente deberemos partir de una vivienda perfectamente aislada y muy hermética, equipada con unas buenas ventanas, las filtraciones de aire deberán ser totalmente eliminadas.

Es muy recomendable en entornos con una alta contaminación exterior, contaminación acústica y temperaturas de mucho frío y/o mucho calor. También es un sistema muy recomendable para personas que padecen de alergias al polen, al polvo u otros agentes contenidos en el aire. Su instalación es factible tanto en viviendas en bloque como en viviendas unifamiliares aisladas.

La ventilación forzada con recuperación de calor consta de los siguientes componentes básicos:

  • Un ventilador para la impulsión de aire hacia el interior de la vivienda.
  • Un ventilador para la extracción de aire viciado de la vivienda.
  • Un recuperador de calor que reaprovecha, cuando es conveniente, la energía contenida en el aire interior que vamos a expulsar y se la transfiere al aire de impulsión.
  • Una serie de conductos divididos en dos circuitos, un circuito de conductos de impulsión y un circuito de conductos de extracción.
  • Elementos complementarios del sistema, como son los diferentes tipos de filtros de aire, amortiguadores acústicos, batería de calentamiento/enfriamiento, etc.

También existen versiones compactas, de las que hemos hablado en post anteriores, para instalar en las fachadas y que no necesitan conductos. Eso sí, deberemos instalar una por estancia y, a día de hoy, son más molestos a nivel acústico y su rendimiento es menor.

El funcionamiento es sencillo, el aire entra a nuestra vivienda gracias al ventilador de impulsión, a continuación, pasa por los diferentes filtros que tengamos instalados y se introduce en el recuperador de calor. Esta es una pieza clave del sistema ya que es donde radica su alta eficiencia energética. En el recuperador de calor el aire que introducimos en la casa y el aire que expulsamos se cruzan (pero no se mezclan), esto ocurre en unos diminutos conductos con paredes muy finas que permiten que, aunque las dos corrientes de aire (impulsión y extracción) no se “toquen”, se produzca un intercambio de temperaturas entre las mismas a través de estas paredes finas que los separan. Al salir del recuperador de calor, el aire ya aclimatado y filtrado, se reparte entre los diferentes conductos de impulsión y de ahí a las distintas estancias de la vivienda.

 


Así, en invierno, el aire interior de nuestra casa, que está viciado y queremos expulsar, estará más caliente que el aire exterior renovado y filtrado, que queremos introducir. Al pasar por el recuperador de calor, el aire viciado pero caliente cederá temperatura al aire renovado y frío que entra del exterior al cruzarse ambas corrientes.  El proceso contrario se produce en verano. De esta manera, gracias a que existen recuperadores de calor con una eficiencia del 90%, la energía que necesitamos para aclimatar el aire que introducimos en nuestra vivienda es mínima.
 


En los climas cálidos, en las noches de verano, se puede dar que el aire del interior de nuestra vivienda esté más caliente que el exterior, como lo que queremos es refrigerar el interior, en estos casos, el recuperador de calor activará un bypass para introducir directamente ese aire fresco (pero filtrado). Por otro lado, el aire es introducido en el interior de nuestra vivienda a una velocidad tan baja y suave que es imperceptible. No notaremos ni las corrientes de aire ni el ruido típico de los sistemas de aire acondicionado por conductos.

Asimismo, para terminar de aclimatar el aire hasta la temperatura deseada es conveniente instalar unas baterías de frío y calor que, si fuera necesario, aportarán ese pequeño plus de calor o de frío al aire que estamos usando para aclimatar nuestra casa. Como partimos de la premisa de que nuestra casa está muy bien aislada y es hermética al aire, unido a que el recuperador de calor puede alcanzar una eficiencia del 90%, significará que estas baterías de frio o de calor se usarán muy poco, manteniendo así el conjunto de la instalación una alta eficiencia energética.

Generalmente los sistemas de ventilación forzada tienen varias opciones para aumentar o disminuir el caudal y la velocidad del aire según la situación del interior de nuestra vivienda. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos dejar el sistema en funcionamiento con el caudal básico, si la vivienda está ocupada por todos los miembros el sistema se activará con el caudal de consigna y si tenemos invitados u organizamos un evento social, se activará el caudal intensivo.

Debemos tener en cuenta que los conductos por los que circula el aire necesitan una limpieza que es recomendable realizar anualmente.


Fuente: Arrevol