Arquitecta Sara Topelson empodera a mujeres

Sara Topelson es una mujer que inspira. Hace 40 años, cuando estudió en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México, formaba parte del 10% de las estudiantes de esta...

Elementos de la arquitectura gótica

Francia es la cuna de la aqruitectura gótica y desde aquí se difunde por toda Europa. El arte Gótico se desarrolla en Europa Occidental desde la segunda mitad del siglo XII hasta fines del siglo XV,...

Estudiante mexicana gana el primer lugar en concurso de Noruega

Viewpoint of the Fjords (VOF), organizado por arquideas dio a conocer los ganadores, despues de recibir 216 propuestas, de 39 países diferentes VOF persigue proporcionar un nuevo espacio de...

Mexicanos entre los ganadores de los premios de Progressive Architecture

En la 66va edición de los premios Progressive Architecture (P/A) buscan reconocen los proyectos no construidos que demuestran la excelencia y la innovación del diseño en general. La evaluación se...

Propuesta de teatro urbano en Grecia

La oficina Anagram Architecture & Urbanism ha propuesto un 'teatro urbano' para el Concurso Nacional para el Parque Cultural de Ioannina, en Grecia. Su propuesta sugiere un espacio público al aire...

Tipos de construcción de acuerdo al tipo de material

Sistemas verdes de construcción Es un nuevo sistema de construcción mediante tabiques portantes, sin vigas ni columnas, que describe obras sólidas y resistentes, minimizando el tiempo de...

Día a Día

Un 90% de los agentes inmobiliarios en Aguascalientes no están regularizados

Un 90% de los agentes inmobiliarios en Aguascalientes no están regularizados

  Toma protesta René Treviño como nuevo presidente de la asociación de inmobiliarios El negocio de bienes raíces es uno de los que mayor aporte tiene al PIB nacional, siendo de arriba del 14.1%, pero pese a esto, muchos los “agentes inmobiliarios” no se encuentran regularizados ante ninguna dependencia para poder desarrollar esta actividad de manera formal. “Los...

ONU dará asesoría a proyectos de México

ONU dará asesoría a proyectos de México

El gobierno de México y la ONU firmaron el miércoles un acuerdo con el que se busca combatir la corrupción y lograr altos niveles de transparencia en diversos proyectos como el Tren Maya o el Corredor Transístmico. Así lo informó el canciller Marcelo Ebrard desde Palacio Nacional, donde se firmó el Acuerdo Marco con Grete Faremos, directora ejecutiva...

Videos

Redes Sociales

Proyectos Arquitectonicos

Museo Zeitz / Heatherwick Studio

Museo Zeitz / Heatherwick Studio

Arquitecto: Heatherwick Studio Ubicación: Ciudad del Cabo, Sudáfrica  Año Proyecto:  2017 Descripción del proyecto. El Museo Zeitz de Arte Contemporáneo de África (Zeitz MOCAA) fue presentado hoy antes de su apertura...

Perfiles

MI RELACIÓN CON CONSTRUYE SIEMPRE HA SIDO CERCANA: JUAN BERNARDO MANRIQUEZ

MI RELACIÓN CON CONSTRUYE SIEMPRE HA SIDO CERCANA: JUAN BERNARDO MANRIQUEZ

A 15 años del nacimiento de la Revista Construye, distintos referentes en la industria de la construcción en la entidad nos comparten su opinión sobre este medio. El primero en...

« »

Revista Digital





 


Encuesta

Luego de que los barrios de Guadalupe y El Encino, fueran rehabilitados a través del programa "Barrios Mágicos", con la intención de convertirlos en atractivos turísticos y reactivar sus zonas comerciales ¿Usted los visitaría?

Clima

Mostly Cloudy

21°C

Aguascalientes

Mostly Cloudy

Humidity: 30%

Wind: 27.36 km/h

  • 03 Jan 2019

    Cloudy 21°C 8°C

  • 04 Jan 2019

    Mostly Cloudy 22°C 8°C



Todos estamos acostumbrados a ventilar nuestra vivienda u oficina en algún momento del día. Esto ayuda a renovar el aire interior, sobre todo por las mañanas o cuando organizamos alguna celebración con mucha gente. El método más sencillo consiste simplemente en abrir las ventanas y dejar que entre el aire del exterior. Sin embargo, este proceso puede realizarse de manera más eficaz mediante la llamada ventilación forzada o mecánica que, además de renovar el aire de manera continua, lo filtra y aclimata, consiguiendo un alto grado de confort térmico en nuestra vivienda al mismo tiempo que respiramos aire limpio y expulsamos al exterior los agentes nocivos presentes en el aire viciado.

Es uno de los sistemas más eficientes y de menor consumo para climatizar nuestra casa/oficina. Eso sí, para que esta instalación funcione correctamente deberemos partir de una vivienda perfectamente aislada y muy hermética, equipada con unas buenas ventanas, las filtraciones de aire deberán ser totalmente eliminadas.

Es muy recomendable en entornos con una alta contaminación exterior, contaminación acústica y temperaturas de mucho frío y/o mucho calor. También es un sistema muy recomendable para personas que padecen de alergias al polen, al polvo u otros agentes contenidos en el aire. Su instalación es factible tanto en viviendas en bloque como en viviendas unifamiliares aisladas.

La ventilación forzada con recuperación de calor consta de los siguientes componentes básicos:

  • Un ventilador para la impulsión de aire hacia el interior de la vivienda.
  • Un ventilador para la extracción de aire viciado de la vivienda.
  • Un recuperador de calor que reaprovecha, cuando es conveniente, la energía contenida en el aire interior que vamos a expulsar y se la transfiere al aire de impulsión.
  • Una serie de conductos divididos en dos circuitos, un circuito de conductos de impulsión y un circuito de conductos de extracción.
  • Elementos complementarios del sistema, como son los diferentes tipos de filtros de aire, amortiguadores acústicos, batería de calentamiento/enfriamiento, etc.

También existen versiones compactas, de las que hemos hablado en post anteriores, para instalar en las fachadas y que no necesitan conductos. Eso sí, deberemos instalar una por estancia y, a día de hoy, son más molestos a nivel acústico y su rendimiento es menor.

El funcionamiento es sencillo, el aire entra a nuestra vivienda gracias al ventilador de impulsión, a continuación, pasa por los diferentes filtros que tengamos instalados y se introduce en el recuperador de calor. Esta es una pieza clave del sistema ya que es donde radica su alta eficiencia energética. En el recuperador de calor el aire que introducimos en la casa y el aire que expulsamos se cruzan (pero no se mezclan), esto ocurre en unos diminutos conductos con paredes muy finas que permiten que, aunque las dos corrientes de aire (impulsión y extracción) no se “toquen”, se produzca un intercambio de temperaturas entre las mismas a través de estas paredes finas que los separan. Al salir del recuperador de calor, el aire ya aclimatado y filtrado, se reparte entre los diferentes conductos de impulsión y de ahí a las distintas estancias de la vivienda.

 


Así, en invierno, el aire interior de nuestra casa, que está viciado y queremos expulsar, estará más caliente que el aire exterior renovado y filtrado, que queremos introducir. Al pasar por el recuperador de calor, el aire viciado pero caliente cederá temperatura al aire renovado y frío que entra del exterior al cruzarse ambas corrientes.  El proceso contrario se produce en verano. De esta manera, gracias a que existen recuperadores de calor con una eficiencia del 90%, la energía que necesitamos para aclimatar el aire que introducimos en nuestra vivienda es mínima.
 


En los climas cálidos, en las noches de verano, se puede dar que el aire del interior de nuestra vivienda esté más caliente que el exterior, como lo que queremos es refrigerar el interior, en estos casos, el recuperador de calor activará un bypass para introducir directamente ese aire fresco (pero filtrado). Por otro lado, el aire es introducido en el interior de nuestra vivienda a una velocidad tan baja y suave que es imperceptible. No notaremos ni las corrientes de aire ni el ruido típico de los sistemas de aire acondicionado por conductos.

Asimismo, para terminar de aclimatar el aire hasta la temperatura deseada es conveniente instalar unas baterías de frío y calor que, si fuera necesario, aportarán ese pequeño plus de calor o de frío al aire que estamos usando para aclimatar nuestra casa. Como partimos de la premisa de que nuestra casa está muy bien aislada y es hermética al aire, unido a que el recuperador de calor puede alcanzar una eficiencia del 90%, significará que estas baterías de frio o de calor se usarán muy poco, manteniendo así el conjunto de la instalación una alta eficiencia energética.

Generalmente los sistemas de ventilación forzada tienen varias opciones para aumentar o disminuir el caudal y la velocidad del aire según la situación del interior de nuestra vivienda. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos dejar el sistema en funcionamiento con el caudal básico, si la vivienda está ocupada por todos los miembros el sistema se activará con el caudal de consigna y si tenemos invitados u organizamos un evento social, se activará el caudal intensivo.

Debemos tener en cuenta que los conductos por los que circula el aire necesitan una limpieza que es recomendable realizar anualmente.


Fuente: Arrevol 

Perfiles

MI RELACIÓN CON CONSTRUYE SIEMPRE HA SIDO CERCANA: JUAN BERNARDO MANRIQUEZ

MI RELACIÓN CON CONSTRUYE SIEMPRE HA SIDO CERCANA: JUAN BERNARDO MANRIQUEZ

A 15 años del nacimiento de la Revista Construye, distintos referentes en la industria de la construcción en la entidad nos comparten su opinión sobre este medio. El primero en...

« »



Todos estamos acostumbrados a ventilar nuestra vivienda u oficina en algún momento del día. Esto ayuda a renovar el aire interior, sobre todo por las mañanas o cuando organizamos alguna celebración con mucha gente. El método más sencillo consiste simplemente en abrir las ventanas y dejar que entre el aire del exterior. Sin embargo, este proceso puede realizarse de manera más eficaz mediante la llamada ventilación forzada o mecánica que, además de renovar el aire de manera continua, lo filtra y aclimata, consiguiendo un alto grado de confort térmico en nuestra vivienda al mismo tiempo que respiramos aire limpio y expulsamos al exterior los agentes nocivos presentes en el aire viciado.

Es uno de los sistemas más eficientes y de menor consumo para climatizar nuestra casa/oficina. Eso sí, para que esta instalación funcione correctamente deberemos partir de una vivienda perfectamente aislada y muy hermética, equipada con unas buenas ventanas, las filtraciones de aire deberán ser totalmente eliminadas.

Es muy recomendable en entornos con una alta contaminación exterior, contaminación acústica y temperaturas de mucho frío y/o mucho calor. También es un sistema muy recomendable para personas que padecen de alergias al polen, al polvo u otros agentes contenidos en el aire. Su instalación es factible tanto en viviendas en bloque como en viviendas unifamiliares aisladas.

La ventilación forzada con recuperación de calor consta de los siguientes componentes básicos:

  • Un ventilador para la impulsión de aire hacia el interior de la vivienda.
  • Un ventilador para la extracción de aire viciado de la vivienda.
  • Un recuperador de calor que reaprovecha, cuando es conveniente, la energía contenida en el aire interior que vamos a expulsar y se la transfiere al aire de impulsión.
  • Una serie de conductos divididos en dos circuitos, un circuito de conductos de impulsión y un circuito de conductos de extracción.
  • Elementos complementarios del sistema, como son los diferentes tipos de filtros de aire, amortiguadores acústicos, batería de calentamiento/enfriamiento, etc.

También existen versiones compactas, de las que hemos hablado en post anteriores, para instalar en las fachadas y que no necesitan conductos. Eso sí, deberemos instalar una por estancia y, a día de hoy, son más molestos a nivel acústico y su rendimiento es menor.

El funcionamiento es sencillo, el aire entra a nuestra vivienda gracias al ventilador de impulsión, a continuación, pasa por los diferentes filtros que tengamos instalados y se introduce en el recuperador de calor. Esta es una pieza clave del sistema ya que es donde radica su alta eficiencia energética. En el recuperador de calor el aire que introducimos en la casa y el aire que expulsamos se cruzan (pero no se mezclan), esto ocurre en unos diminutos conductos con paredes muy finas que permiten que, aunque las dos corrientes de aire (impulsión y extracción) no se “toquen”, se produzca un intercambio de temperaturas entre las mismas a través de estas paredes finas que los separan. Al salir del recuperador de calor, el aire ya aclimatado y filtrado, se reparte entre los diferentes conductos de impulsión y de ahí a las distintas estancias de la vivienda.

 


Así, en invierno, el aire interior de nuestra casa, que está viciado y queremos expulsar, estará más caliente que el aire exterior renovado y filtrado, que queremos introducir. Al pasar por el recuperador de calor, el aire viciado pero caliente cederá temperatura al aire renovado y frío que entra del exterior al cruzarse ambas corrientes.  El proceso contrario se produce en verano. De esta manera, gracias a que existen recuperadores de calor con una eficiencia del 90%, la energía que necesitamos para aclimatar el aire que introducimos en nuestra vivienda es mínima.
 


En los climas cálidos, en las noches de verano, se puede dar que el aire del interior de nuestra vivienda esté más caliente que el exterior, como lo que queremos es refrigerar el interior, en estos casos, el recuperador de calor activará un bypass para introducir directamente ese aire fresco (pero filtrado). Por otro lado, el aire es introducido en el interior de nuestra vivienda a una velocidad tan baja y suave que es imperceptible. No notaremos ni las corrientes de aire ni el ruido típico de los sistemas de aire acondicionado por conductos.

Asimismo, para terminar de aclimatar el aire hasta la temperatura deseada es conveniente instalar unas baterías de frío y calor que, si fuera necesario, aportarán ese pequeño plus de calor o de frío al aire que estamos usando para aclimatar nuestra casa. Como partimos de la premisa de que nuestra casa está muy bien aislada y es hermética al aire, unido a que el recuperador de calor puede alcanzar una eficiencia del 90%, significará que estas baterías de frio o de calor se usarán muy poco, manteniendo así el conjunto de la instalación una alta eficiencia energética.

Generalmente los sistemas de ventilación forzada tienen varias opciones para aumentar o disminuir el caudal y la velocidad del aire según la situación del interior de nuestra vivienda. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos dejar el sistema en funcionamiento con el caudal básico, si la vivienda está ocupada por todos los miembros el sistema se activará con el caudal de consigna y si tenemos invitados u organizamos un evento social, se activará el caudal intensivo.

Debemos tener en cuenta que los conductos por los que circula el aire necesitan una limpieza que es recomendable realizar anualmente.


Fuente: Arrevol