Arquitectura para invidentes

Chris Downey, un arquitecto no vidente de Oakland, California, Estados Unidos, tras perder la vista por una tumoración, decidió enfrentar la vida de la manera más positiva, a partir de lo que era su...

Azoteas verdes, que ayudan a disminuir los índices del CO2e

“Ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de 1 oC, con condiciones meteorológicas más extremas, crecientes niveles del mar y un menguante hielo marino en el Ártico, entre...

Diseño de los condominios King Street Westen en Toronto

Bjarke Ingels Group ha presentado el diseño de condominios King Street Westen Toronto. El desarrollo se diseñó mediante conjuntos de píxeles extruidos hacia arriba para crear espacios para...

El parque urbano más grande Seúl

Seoullo 7017 se abrió al público en el 2017, es un proyecto urbano que ha dinamizado el centro de la ciudad para convertir el antiguo viaducto de la estación de Seúl de 1970 en un verdadero parque...

La realidad virtual de Zaha Hadid en México

Se da detalles del Proyecto Correl de Zaha Hadid Virtual Reality Group, es un experimento colaborativo para probar el potencial de la realidad virtual como herramienta para el diseño. El experimento se...

Transporte público gratuito en Luxemburgo

Luxemburgo se convertirá en el primer país del mundo en ofrecer transporte público gratuito, liberando el costo del pasaje en trenes, tranvías y buses desde mediados del próximo año, así lo comentó el...

Día a Día

Este domingo comienzan las licitaciones para Tren Maya

Este domingo comienzan las licitaciones para Tren Maya

Alejandro Varela, director Jurídico del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), dijo que Andrés Manuel López Obrador presidente de México, dará a conocer en Chiapas, este 16 de diciembre el calendario de las primeras licitaciones oara construir el Tren Maya.  En su conferencia matutina de este viernes, el mandatario mexicano aseguró durante las obras que arrancan el...

Ya quedó listo Juan Pablo Segundo

Ya quedó listo Juan Pablo Segundo

  A la glorieta de la purísima sólo le faltan luminarias Aguascalientes, Ags.- La Secretaria de Obras Públicas del Municipio de Aguascalientes (SOPMA) encabezada por el secretario Marco Antonio Licón, dio a conocer que dentro del cierre de labores de este año, quedaron realizadas al 100% las obras en el Boulevard Juan Pablo Segundo y que además ya...

Videos

Redes Sociales

Proyectos Arquitectonicos

Casa B+G / ADI

Casa B+G / ADI

Arquitectos: ADi Arquitectura y Diseño de interiores  Ubicación: Aguascalientes, México  Área: 623.0 m2 Año Proyecto: 2015  Descripción del proyecto: El proyecto es para una familia joven de 5 integrantes, en un terreno rectangular con orientación...

Perfiles

VÍCTOR ZAMARRIPA, EL ARTISTA DEL DETALLE

VÍCTOR ZAMARRIPA, EL ARTISTA DEL DETALLE

  A través de su técnica llamada Papiropoda realiza impresionantes obras que impactan a nivel internacional. Víctor Zamarripa descubrió desde muy pequeño el talento artístico que tenía y que pudo...

« »

Revista Digital





 


Encuesta

Tras la reciente puesta en venta del avión presidencial, la confirmación de la construcción del Tren Maya… ¿Cómo calificas los primeros días de gobierno de AMLO?

Clima

Partly Cloudy

15°C

Aguascalientes

Partly Cloudy

Humidity: 15%

Wind: 30.58 km/h

  • 14 Dec 2018

    Mostly Sunny 17°C 4°C

  • 15 Dec 2018

    Mostly Sunny 17°C -1°C



Todos estamos acostumbrados a ventilar nuestra vivienda u oficina en algún momento del día. Esto ayuda a renovar el aire interior, sobre todo por las mañanas o cuando organizamos alguna celebración con mucha gente. El método más sencillo consiste simplemente en abrir las ventanas y dejar que entre el aire del exterior. Sin embargo, este proceso puede realizarse de manera más eficaz mediante la llamada ventilación forzada o mecánica que, además de renovar el aire de manera continua, lo filtra y aclimata, consiguiendo un alto grado de confort térmico en nuestra vivienda al mismo tiempo que respiramos aire limpio y expulsamos al exterior los agentes nocivos presentes en el aire viciado.

Es uno de los sistemas más eficientes y de menor consumo para climatizar nuestra casa/oficina. Eso sí, para que esta instalación funcione correctamente deberemos partir de una vivienda perfectamente aislada y muy hermética, equipada con unas buenas ventanas, las filtraciones de aire deberán ser totalmente eliminadas.

Es muy recomendable en entornos con una alta contaminación exterior, contaminación acústica y temperaturas de mucho frío y/o mucho calor. También es un sistema muy recomendable para personas que padecen de alergias al polen, al polvo u otros agentes contenidos en el aire. Su instalación es factible tanto en viviendas en bloque como en viviendas unifamiliares aisladas.

La ventilación forzada con recuperación de calor consta de los siguientes componentes básicos:

  • Un ventilador para la impulsión de aire hacia el interior de la vivienda.
  • Un ventilador para la extracción de aire viciado de la vivienda.
  • Un recuperador de calor que reaprovecha, cuando es conveniente, la energía contenida en el aire interior que vamos a expulsar y se la transfiere al aire de impulsión.
  • Una serie de conductos divididos en dos circuitos, un circuito de conductos de impulsión y un circuito de conductos de extracción.
  • Elementos complementarios del sistema, como son los diferentes tipos de filtros de aire, amortiguadores acústicos, batería de calentamiento/enfriamiento, etc.

También existen versiones compactas, de las que hemos hablado en post anteriores, para instalar en las fachadas y que no necesitan conductos. Eso sí, deberemos instalar una por estancia y, a día de hoy, son más molestos a nivel acústico y su rendimiento es menor.

El funcionamiento es sencillo, el aire entra a nuestra vivienda gracias al ventilador de impulsión, a continuación, pasa por los diferentes filtros que tengamos instalados y se introduce en el recuperador de calor. Esta es una pieza clave del sistema ya que es donde radica su alta eficiencia energética. En el recuperador de calor el aire que introducimos en la casa y el aire que expulsamos se cruzan (pero no se mezclan), esto ocurre en unos diminutos conductos con paredes muy finas que permiten que, aunque las dos corrientes de aire (impulsión y extracción) no se “toquen”, se produzca un intercambio de temperaturas entre las mismas a través de estas paredes finas que los separan. Al salir del recuperador de calor, el aire ya aclimatado y filtrado, se reparte entre los diferentes conductos de impulsión y de ahí a las distintas estancias de la vivienda.

 


Así, en invierno, el aire interior de nuestra casa, que está viciado y queremos expulsar, estará más caliente que el aire exterior renovado y filtrado, que queremos introducir. Al pasar por el recuperador de calor, el aire viciado pero caliente cederá temperatura al aire renovado y frío que entra del exterior al cruzarse ambas corrientes.  El proceso contrario se produce en verano. De esta manera, gracias a que existen recuperadores de calor con una eficiencia del 90%, la energía que necesitamos para aclimatar el aire que introducimos en nuestra vivienda es mínima.
 


En los climas cálidos, en las noches de verano, se puede dar que el aire del interior de nuestra vivienda esté más caliente que el exterior, como lo que queremos es refrigerar el interior, en estos casos, el recuperador de calor activará un bypass para introducir directamente ese aire fresco (pero filtrado). Por otro lado, el aire es introducido en el interior de nuestra vivienda a una velocidad tan baja y suave que es imperceptible. No notaremos ni las corrientes de aire ni el ruido típico de los sistemas de aire acondicionado por conductos.

Asimismo, para terminar de aclimatar el aire hasta la temperatura deseada es conveniente instalar unas baterías de frío y calor que, si fuera necesario, aportarán ese pequeño plus de calor o de frío al aire que estamos usando para aclimatar nuestra casa. Como partimos de la premisa de que nuestra casa está muy bien aislada y es hermética al aire, unido a que el recuperador de calor puede alcanzar una eficiencia del 90%, significará que estas baterías de frio o de calor se usarán muy poco, manteniendo así el conjunto de la instalación una alta eficiencia energética.

Generalmente los sistemas de ventilación forzada tienen varias opciones para aumentar o disminuir el caudal y la velocidad del aire según la situación del interior de nuestra vivienda. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos dejar el sistema en funcionamiento con el caudal básico, si la vivienda está ocupada por todos los miembros el sistema se activará con el caudal de consigna y si tenemos invitados u organizamos un evento social, se activará el caudal intensivo.

Debemos tener en cuenta que los conductos por los que circula el aire necesitan una limpieza que es recomendable realizar anualmente.


Fuente: Arrevol 

Perfiles

VÍCTOR ZAMARRIPA, EL ARTISTA DEL DETALLE

VÍCTOR ZAMARRIPA, EL ARTISTA DEL DETALLE

  A través de su técnica llamada Papiropoda realiza impresionantes obras que impactan a nivel internacional. Víctor Zamarripa descubrió desde muy pequeño el talento artístico que tenía y que pudo...

« »



Todos estamos acostumbrados a ventilar nuestra vivienda u oficina en algún momento del día. Esto ayuda a renovar el aire interior, sobre todo por las mañanas o cuando organizamos alguna celebración con mucha gente. El método más sencillo consiste simplemente en abrir las ventanas y dejar que entre el aire del exterior. Sin embargo, este proceso puede realizarse de manera más eficaz mediante la llamada ventilación forzada o mecánica que, además de renovar el aire de manera continua, lo filtra y aclimata, consiguiendo un alto grado de confort térmico en nuestra vivienda al mismo tiempo que respiramos aire limpio y expulsamos al exterior los agentes nocivos presentes en el aire viciado.

Es uno de los sistemas más eficientes y de menor consumo para climatizar nuestra casa/oficina. Eso sí, para que esta instalación funcione correctamente deberemos partir de una vivienda perfectamente aislada y muy hermética, equipada con unas buenas ventanas, las filtraciones de aire deberán ser totalmente eliminadas.

Es muy recomendable en entornos con una alta contaminación exterior, contaminación acústica y temperaturas de mucho frío y/o mucho calor. También es un sistema muy recomendable para personas que padecen de alergias al polen, al polvo u otros agentes contenidos en el aire. Su instalación es factible tanto en viviendas en bloque como en viviendas unifamiliares aisladas.

La ventilación forzada con recuperación de calor consta de los siguientes componentes básicos:

  • Un ventilador para la impulsión de aire hacia el interior de la vivienda.
  • Un ventilador para la extracción de aire viciado de la vivienda.
  • Un recuperador de calor que reaprovecha, cuando es conveniente, la energía contenida en el aire interior que vamos a expulsar y se la transfiere al aire de impulsión.
  • Una serie de conductos divididos en dos circuitos, un circuito de conductos de impulsión y un circuito de conductos de extracción.
  • Elementos complementarios del sistema, como son los diferentes tipos de filtros de aire, amortiguadores acústicos, batería de calentamiento/enfriamiento, etc.

También existen versiones compactas, de las que hemos hablado en post anteriores, para instalar en las fachadas y que no necesitan conductos. Eso sí, deberemos instalar una por estancia y, a día de hoy, son más molestos a nivel acústico y su rendimiento es menor.

El funcionamiento es sencillo, el aire entra a nuestra vivienda gracias al ventilador de impulsión, a continuación, pasa por los diferentes filtros que tengamos instalados y se introduce en el recuperador de calor. Esta es una pieza clave del sistema ya que es donde radica su alta eficiencia energética. En el recuperador de calor el aire que introducimos en la casa y el aire que expulsamos se cruzan (pero no se mezclan), esto ocurre en unos diminutos conductos con paredes muy finas que permiten que, aunque las dos corrientes de aire (impulsión y extracción) no se “toquen”, se produzca un intercambio de temperaturas entre las mismas a través de estas paredes finas que los separan. Al salir del recuperador de calor, el aire ya aclimatado y filtrado, se reparte entre los diferentes conductos de impulsión y de ahí a las distintas estancias de la vivienda.

 


Así, en invierno, el aire interior de nuestra casa, que está viciado y queremos expulsar, estará más caliente que el aire exterior renovado y filtrado, que queremos introducir. Al pasar por el recuperador de calor, el aire viciado pero caliente cederá temperatura al aire renovado y frío que entra del exterior al cruzarse ambas corrientes.  El proceso contrario se produce en verano. De esta manera, gracias a que existen recuperadores de calor con una eficiencia del 90%, la energía que necesitamos para aclimatar el aire que introducimos en nuestra vivienda es mínima.
 


En los climas cálidos, en las noches de verano, se puede dar que el aire del interior de nuestra vivienda esté más caliente que el exterior, como lo que queremos es refrigerar el interior, en estos casos, el recuperador de calor activará un bypass para introducir directamente ese aire fresco (pero filtrado). Por otro lado, el aire es introducido en el interior de nuestra vivienda a una velocidad tan baja y suave que es imperceptible. No notaremos ni las corrientes de aire ni el ruido típico de los sistemas de aire acondicionado por conductos.

Asimismo, para terminar de aclimatar el aire hasta la temperatura deseada es conveniente instalar unas baterías de frío y calor que, si fuera necesario, aportarán ese pequeño plus de calor o de frío al aire que estamos usando para aclimatar nuestra casa. Como partimos de la premisa de que nuestra casa está muy bien aislada y es hermética al aire, unido a que el recuperador de calor puede alcanzar una eficiencia del 90%, significará que estas baterías de frio o de calor se usarán muy poco, manteniendo así el conjunto de la instalación una alta eficiencia energética.

Generalmente los sistemas de ventilación forzada tienen varias opciones para aumentar o disminuir el caudal y la velocidad del aire según la situación del interior de nuestra vivienda. Por ejemplo, si no estamos en casa podemos dejar el sistema en funcionamiento con el caudal básico, si la vivienda está ocupada por todos los miembros el sistema se activará con el caudal de consigna y si tenemos invitados u organizamos un evento social, se activará el caudal intensivo.

Debemos tener en cuenta que los conductos por los que circula el aire necesitan una limpieza que es recomendable realizar anualmente.


Fuente: Arrevol