Revista Digital



 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer el protocolo sanitario con el que regresarán miles de estudiantes a esta casa de estudios. 

La UNAM planea que el regreso sea progresivo, ya que la comunidad estudiantil es numerosa y se busca que se retomen actividades de manera segura. 

Sin embargo antes de dar una fecha estimada para el regreso a las aulas, la casa de estudios tomará en cuenta los siguientes factores:  El estatus de la contingencia sanitaria, la autorización de las autoridades de salud federales y locales, y la consideración del comité de expertos.

En cuanto a las medidas generales, se ha estipulado que todos tienen que acatarlas, a su vez también se emitió un protocolo para especial para cada una de las áreas. 

Las medidas generales son las siguientes:

  • Quedarse en casa si presenta síntomas de enfermedad respiratoria o relacionados con COVID-19.
  • Atender y cumplir con todas las medidas de prevención que le sean indicadas.
  • Evitar todo contacto físico.
  • Mantener una sana distancia (de al menos 1.8 metros) con las demás personas.
  • Usar cubrebocas de forma adecuada (sobre nariz y boca) y otras barreras como caretas o pantallas, en caso de así ser requerido. Las caretas no sustituyen el cubrebocas.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, o bien utilizar gel antibacterial
  • No tocarse la cara con las manos, sobre todo nariz, boca y ojos.
  • Evitar tocar, en la medida de lo posible, cualquier tipo de superficie, como barandales, puertas, muros, botones.
  • Practicar etiqueta respiratoria al toser y estornudar. Se puede utilizar un pañuelo desechable, mismo que deberá tirarlo en los contenedores asignados para tales residuos; después, lavarse las manos.
  • Utilizar los filtros de seguridad sanitaria.
  • Evitar la presencia de acompañantes, en especial de menores de edad y personas con alto riesgo frente al COVID-19.
  • Evitar, en la medida de lo posible, el uso de joyería y corbatas.
  • No compartir materiales, instrumentos y cualquier objeto de uso individual.
  • Evitar, siempre que sea posible, el uso de elevadores. Éstos estarán reservados preferentemente para personas con discapacidad o de edad mayor.


Asistencia a clases

La UNAM enfatizó que se establecerán roles para la asistencia de los estudiantes a actividades presenciales. Para ello, y con base en los aforos establecidos, la lista de integrantes a cada grupo se partirá, asignando la asistencia alternada para los estudiantes según la partición adoptada.

De ser posible, y para favorecer la organización, se procurará que la división se haga por el mismo orden alfabético. Se programarán todas las actividades docentes para que los estudiantes puedan tener semanas presenciales y semanas virtuales.

 

Control de aforo en instalaciones y oficinas de la UNAM

A fin de evitar aglomeraciones, la máxima casa de estudios indició que se reducirá el aforo en las instalaciones. Explicó que se pueden tomar como pautas generales reducir su aforo a un máximo del 50% de su capacidad o asignar 3 metros cuadrados por persona.

Por ello, señaló que los tramites, que por su naturaleza lo permitan, deberán ser solicitados en línea. En caso de tener que acudir se permitirá el acceso solo a cierta cantidad de personas.

Para mantener el distanciamiento y con ello evitar contagios de COVID-19, la UNAM instalará barreras físicas de protección y proveerá a los trabajadores con equipo de protección personal, que consistirá en cubrebocas, caretas y guantes. Se indicarán las direcciones de flujo para las personas que transitan.

Además se planteará la posibilidad de trabajo a distancia, horarios escalonados, modificación de turnos, horarios flexibles y otros esquemas que eviten concentraciones de personal en las instalaciones.

 

Lugares comunes

Para mantener una distancia mínima entre la comunidad universitaria en sitios comunes como baños, vestidores, casilleros, cafeterías o comedores, se colocarán marcas en lugares apropiados que indiquen a las personas el espacio idóneo para mantener distanciamiento.

Además, en estos espacios de mayor concentración se buscará favorecer la ventilación natural y se colocarán, de forma estratégica en distintos puntos de las áreas de circulación, dispensadores gel a libre disposición de la comunidad universitaria.

 

Trabajadores de la UNAM

  • Utilizar la ropa de trabajo de acuerdo a la categoría y funciones.
  • Portar la credencial de la UNAM que lo identifica como trabajador.
  • Usar adecuadamente el Equipo de Protección Personal.
  • No acudir al trabajo o reuniones sociales con síntomas compatibles con COVID-19.
  • Evitar compartir con otras personas dispositivos y utensilios de uso personal: teléfono celular, utensilios de cocina, equipo de protección personal, papelería.

 

Estudiantes

  • Portar la credencial de la UNAM que lo identifica como estudiante.
  • Asistir a las instalaciones de su entidad de acuerdo a las indicaciones de las autoridades de la misma respecto a la forma y dinámicas que permitan respetar el aforo seguro.
  • No acudir a actividades académicas o reuniones sociales con síntomas compatibles con COVID-19, para no ser un riesgo de potencial contagio para otras personas.
  • Ingresar y salir de forma ordenada por los filtros de seguridad sanitaria.
  • Atender las indicaciones específicas, en especial las relativas al espaciamiento seguro.

 

Limpieza

La limpieza se llevará a cabo de manera periódica en todas las áreas de trabajo antes de iniciar actividades, durante y al término de las mismas. Esto incluye la limpieza y desinfección de superficies y objetos de uso común en oficinas, salones, sanitarios, sitios cerrados, transportes, elevadores, escaleras, centros de reunión.

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Puente de la Mujer / Santiago Calatrava

Puente de la Mujer / Santiago Calatrava

Arquitecto: Santiago Calatrava   Ubicación: Buenos Aires, Argentina  Año Proyecto: 2001  Fotografías: Santiago Calatrava   El Puente de la Mujer, es una estructura capaz de rotar en 90 grados, con el fin...


 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer el protocolo sanitario con el que regresarán miles de estudiantes a esta casa de estudios. 

La UNAM planea que el regreso sea progresivo, ya que la comunidad estudiantil es numerosa y se busca que se retomen actividades de manera segura. 

Sin embargo antes de dar una fecha estimada para el regreso a las aulas, la casa de estudios tomará en cuenta los siguientes factores:  El estatus de la contingencia sanitaria, la autorización de las autoridades de salud federales y locales, y la consideración del comité de expertos.

En cuanto a las medidas generales, se ha estipulado que todos tienen que acatarlas, a su vez también se emitió un protocolo para especial para cada una de las áreas. 

Las medidas generales son las siguientes:

  • Quedarse en casa si presenta síntomas de enfermedad respiratoria o relacionados con COVID-19.
  • Atender y cumplir con todas las medidas de prevención que le sean indicadas.
  • Evitar todo contacto físico.
  • Mantener una sana distancia (de al menos 1.8 metros) con las demás personas.
  • Usar cubrebocas de forma adecuada (sobre nariz y boca) y otras barreras como caretas o pantallas, en caso de así ser requerido. Las caretas no sustituyen el cubrebocas.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, o bien utilizar gel antibacterial
  • No tocarse la cara con las manos, sobre todo nariz, boca y ojos.
  • Evitar tocar, en la medida de lo posible, cualquier tipo de superficie, como barandales, puertas, muros, botones.
  • Practicar etiqueta respiratoria al toser y estornudar. Se puede utilizar un pañuelo desechable, mismo que deberá tirarlo en los contenedores asignados para tales residuos; después, lavarse las manos.
  • Utilizar los filtros de seguridad sanitaria.
  • Evitar la presencia de acompañantes, en especial de menores de edad y personas con alto riesgo frente al COVID-19.
  • Evitar, en la medida de lo posible, el uso de joyería y corbatas.
  • No compartir materiales, instrumentos y cualquier objeto de uso individual.
  • Evitar, siempre que sea posible, el uso de elevadores. Éstos estarán reservados preferentemente para personas con discapacidad o de edad mayor.


Asistencia a clases

La UNAM enfatizó que se establecerán roles para la asistencia de los estudiantes a actividades presenciales. Para ello, y con base en los aforos establecidos, la lista de integrantes a cada grupo se partirá, asignando la asistencia alternada para los estudiantes según la partición adoptada.

De ser posible, y para favorecer la organización, se procurará que la división se haga por el mismo orden alfabético. Se programarán todas las actividades docentes para que los estudiantes puedan tener semanas presenciales y semanas virtuales.

 

Control de aforo en instalaciones y oficinas de la UNAM

A fin de evitar aglomeraciones, la máxima casa de estudios indició que se reducirá el aforo en las instalaciones. Explicó que se pueden tomar como pautas generales reducir su aforo a un máximo del 50% de su capacidad o asignar 3 metros cuadrados por persona.

Por ello, señaló que los tramites, que por su naturaleza lo permitan, deberán ser solicitados en línea. En caso de tener que acudir se permitirá el acceso solo a cierta cantidad de personas.

Para mantener el distanciamiento y con ello evitar contagios de COVID-19, la UNAM instalará barreras físicas de protección y proveerá a los trabajadores con equipo de protección personal, que consistirá en cubrebocas, caretas y guantes. Se indicarán las direcciones de flujo para las personas que transitan.

Además se planteará la posibilidad de trabajo a distancia, horarios escalonados, modificación de turnos, horarios flexibles y otros esquemas que eviten concentraciones de personal en las instalaciones.

 

Lugares comunes

Para mantener una distancia mínima entre la comunidad universitaria en sitios comunes como baños, vestidores, casilleros, cafeterías o comedores, se colocarán marcas en lugares apropiados que indiquen a las personas el espacio idóneo para mantener distanciamiento.

Además, en estos espacios de mayor concentración se buscará favorecer la ventilación natural y se colocarán, de forma estratégica en distintos puntos de las áreas de circulación, dispensadores gel a libre disposición de la comunidad universitaria.

 

Trabajadores de la UNAM

  • Utilizar la ropa de trabajo de acuerdo a la categoría y funciones.
  • Portar la credencial de la UNAM que lo identifica como trabajador.
  • Usar adecuadamente el Equipo de Protección Personal.
  • No acudir al trabajo o reuniones sociales con síntomas compatibles con COVID-19.
  • Evitar compartir con otras personas dispositivos y utensilios de uso personal: teléfono celular, utensilios de cocina, equipo de protección personal, papelería.

 

Estudiantes

  • Portar la credencial de la UNAM que lo identifica como estudiante.
  • Asistir a las instalaciones de su entidad de acuerdo a las indicaciones de las autoridades de la misma respecto a la forma y dinámicas que permitan respetar el aforo seguro.
  • No acudir a actividades académicas o reuniones sociales con síntomas compatibles con COVID-19, para no ser un riesgo de potencial contagio para otras personas.
  • Ingresar y salir de forma ordenada por los filtros de seguridad sanitaria.
  • Atender las indicaciones específicas, en especial las relativas al espaciamiento seguro.

 

Limpieza

La limpieza se llevará a cabo de manera periódica en todas las áreas de trabajo antes de iniciar actividades, durante y al término de las mismas. Esto incluye la limpieza y desinfección de superficies y objetos de uso común en oficinas, salones, sanitarios, sitios cerrados, transportes, elevadores, escaleras, centros de reunión.