Revista Digital



Arquitectos: Miguel Angel Aragonés
Área: 47082.0 m2
Ubicación: San José del Cabo, Baja California Sur, Mexico
Año Proyecto: 2016

Descripción del proyecto: Cada volumen flotante contiene cuerpos interiores que son a su vez universos independientes, cada cuarto contiene visualmente un pedazo de mar, nadie se abstiene de verlo.
 


Cada habitación fue construida en fábrica, Poliform fue un aliado, se construyó todo el cuerpo interior y lo mandaron en cajas por mar hasta su destino, ensambladas en sitio por manos locales, en pocos días una habitación estaba lista con una calidad sujeta a la dictadura de una máquina y la sabiduría de una mano que ha dedicado su vida a ello, sin cabida a la improvisación pero hecha con inteligencia, imaginación y empeño.
 


El proyecto pudo construirse todo con ese proceso empleando un módulo cuya versatilidad le permite dividirse o sumarse para ser una estructura autónoma o dependiente de otra, el módulo principal, es una especie de loft, dividido a la mitad son dos habitaciones, las más sencillas, sumado el módulo es un apartamento de dos, tres o cuatro habitaciones, también forma una casa sumados dos cuerpos o cuatro, lo importante es la versatilidad de este cuerpo que puede ser totalmente construido en fábrica y amigablemente construible en sitio.
 

 

 

 
 
 
 

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Puente de la Mujer / Santiago Calatrava

Puente de la Mujer / Santiago Calatrava

Arquitecto: Santiago Calatrava   Ubicación: Buenos Aires, Argentina  Año Proyecto: 2001  Fotografías: Santiago Calatrava   El Puente de la Mujer, es una estructura capaz de rotar en 90 grados, con el fin...


Arquitectos: Miguel Angel Aragonés
Área: 47082.0 m2
Ubicación: San José del Cabo, Baja California Sur, Mexico
Año Proyecto: 2016

Descripción del proyecto: Cada volumen flotante contiene cuerpos interiores que son a su vez universos independientes, cada cuarto contiene visualmente un pedazo de mar, nadie se abstiene de verlo.
 


Cada habitación fue construida en fábrica, Poliform fue un aliado, se construyó todo el cuerpo interior y lo mandaron en cajas por mar hasta su destino, ensambladas en sitio por manos locales, en pocos días una habitación estaba lista con una calidad sujeta a la dictadura de una máquina y la sabiduría de una mano que ha dedicado su vida a ello, sin cabida a la improvisación pero hecha con inteligencia, imaginación y empeño.
 


El proyecto pudo construirse todo con ese proceso empleando un módulo cuya versatilidad le permite dividirse o sumarse para ser una estructura autónoma o dependiente de otra, el módulo principal, es una especie de loft, dividido a la mitad son dos habitaciones, las más sencillas, sumado el módulo es un apartamento de dos, tres o cuatro habitaciones, también forma una casa sumados dos cuerpos o cuatro, lo importante es la versatilidad de este cuerpo que puede ser totalmente construido en fábrica y amigablemente construible en sitio.