Revista Digital


Encuesta

¿Consideras que las obras de construcción de pasos a desnivel en el norte de la ciudad avanzan rápido?

Clima

Cloudy

19°C

Aguascalientes

Cloudy

Humidity: 39%

Wind: 17.70 km/h

  • 22 Apr 2018

    Mostly Cloudy 30°C 15°C

  • 23 Apr 2018

    Mostly Cloudy 30°C 15°C



MADERAS DURAS 

 

Las maderas duras provienen de árboles que requieren un crecimiento prolongado antes de ser talados lo que las hace más caras, pero también tienen unas mejores propiedades mecánicas y estéticas. Son en general más oscuras y resistentes

Caoba: La caoba es una madera tropical, oscura, de color rojizo intenso y de grano fino, que cuenta con resistencia natural a la carcoma. Es una madera fuerte y fácil de trabajar por lo que es una de las favoritas de los ebanistas. En la actualidad, se utiliza para suelos, usos decorativos, mobiliario y elementos de interior como puertas.

Roble: Es una madera muy resistente y duradera, aunque se puede agrietar en el sentido de las vetas y no es fácil de trabajar. Su grano es abierto y basto. Con el tiempo, su tonalidad pasa de un marrón claro o medio a un gris aterciopelado. En la actualidad es muy utilizado para parquets, pisos de madera y algunos muebles.

Nogal: El nogal es una madera noble, caracterizada por un veteado ondulado y color marrón chocolate intenso. Aunque es una de las maderas más duras, es propensa a la carcoma. En la actualidad se usan mucho para panelados de lujo, muebles, gabinetes, puertas, adornos y elementos torneados.

Cerezo: Es una madera muy decorativa y cuyo aspecto va variando con el tiempo. En origen presenta tonalidad marrón rosado y con el tiempo se oscurece hacia un rojo caoba. Aunque es dura, se trata de una madera delicada y propensa a la carcoma. Actualmente se utiliza mucho en la fabricación de muebles, sillas y revestimientos.

Olivo: La madera de olivo es fácilmente reconocible por sus vetas, muy llamativas y decorativas, sobre todo según el corte se aproxima a la raíz. Es una madera resistente, de tonos amarillos, grises, claros o rojizos dependiendo del origen. En la actualidad se utiliza mucho de forma decorativa y en mobiliario rústico.

Olmo: Madera resistente a la putrefacción y a la carcoma que antiguamente se utilizaba para construir carros. Tiene un tono marrón claro, a veces con tintes rojizos o grisáceos. Actualmente es muy utilizada en la ebanistería, en la fabricación de esculturas e incluso de barcos.

Haya: Esta madera tiene tonos cálidos y claros y es muy duradera, llegando a ser más resistente que el roble cuando se seca en procesos bajo presión. Actualmente es muy popular su uso tanto para muebles como para superficies de trabajo y suelos.

Ébano: El ébano es una de las maderas nobles más resistentes, densas y con el grano más fino, de hecho, es prácticamente negra. Su densidad es tan alta que se hunde en el agua. Su buena textura y la posibilidad de un pulido muy suave hacen que sea muy valiosa como madera. En la antigüedad era considerada un material precioso y de su nombre deriva la palabra ebanistería.

Haya: Esta madera tiene tonos cálidos y claros y es muy duradera, llegando a ser más resistente que el roble cuando se seca en procesos bajo presión. Actualmente es muy popular su uso tanto para muebles como para superficies de trabajo y suelos.

 

MADERAS BLANDAS

Las maderas blandas requieren menos crecimiento, lo que las hace más asequibles, y también son generalmente más claras, más elásticas y maleables. Por otro lado, su durabilidad y resistencia es menor.

Pino: Se trata de uno de los tipos de madera más económicos y más empleados en la construcción. A día de hoy, el “pino” es un término genérico para muchos tipos de madera blanda, de tonos claros y que adquiere un característico color miel cuando se sella. Posee una textura uniforme y es fácil de trabajar lo que hace que sea muy utilizado por los profesionales en la carpintería, paneles, muebles y molduras.

Cedro del Líbano: Aunque dentro de las maderas blandas, esta es algo más dura. Es una madera aromática, duradera y densa, aunque frágil. La madera de este tipo de cedro es muy interesante ya que su aroma repele a los insectos, entre ellos las polillas. Por esta razón se emplea habitualmente para revestir cajones, armarios roperos y cómodas.

Castaño:  La madera de castaño tiene una alta durabilidad, es fuerte y elástica. Actualmente es muy utilizada en muebles de cocina, ventanas, tarimas, frisos y molduras.

Álamo: Se trata de una madera ligera y fácil de trabajar. Resiste bien el desgaste y los golpes, por lo que es muy utilizada en la fabricación de mobiliario, pero es poco resistente a la humedad y a la carcoma. Es una madera de tono claro con vetas marrón amarillento e incluso verde oliva.

Abeto: La madera de abeto es ligera y blanda, pero con buena resistencia y elasticidad. Tiene buen comportamiento frente a los químicos y contiene pocas resinas.  Se utiliza mucho en la construcción de revestimientos de pared y techo para el interior.

Abedul: La madera de abedul puede ser amarillenta o blanca-rojiza, en todo caso tonos claros y de grano fino. Es una madera elástica pero no destaca en durabilidad ni en resistencia. A menudo se emplea en la carpintería de revestimientos de interior, como frisos, molduras o rodapiés.

Facebook

Proyectos Arquitectonicos

Casa Mezquite / BAG arquitectura

Casa Mezquite / BAG arquitectura

Arquitectos: BAG arquitectura Ubicación: Aguascalientes, México  Arquitecto a cargo: Aldo Ojeda Lopez, Ana Cecilia Saiz Área: 454.0 m2 Año proyecto: 2015 Fotrografía: Oscar Hernández Descripción del proyecto: Está construida en un terreno de...

Revista Digital



MADERAS DURAS 

 

Las maderas duras provienen de árboles que requieren un crecimiento prolongado antes de ser talados lo que las hace más caras, pero también tienen unas mejores propiedades mecánicas y estéticas. Son en general más oscuras y resistentes

Caoba: La caoba es una madera tropical, oscura, de color rojizo intenso y de grano fino, que cuenta con resistencia natural a la carcoma. Es una madera fuerte y fácil de trabajar por lo que es una de las favoritas de los ebanistas. En la actualidad, se utiliza para suelos, usos decorativos, mobiliario y elementos de interior como puertas.

Roble: Es una madera muy resistente y duradera, aunque se puede agrietar en el sentido de las vetas y no es fácil de trabajar. Su grano es abierto y basto. Con el tiempo, su tonalidad pasa de un marrón claro o medio a un gris aterciopelado. En la actualidad es muy utilizado para parquets, pisos de madera y algunos muebles.

Nogal: El nogal es una madera noble, caracterizada por un veteado ondulado y color marrón chocolate intenso. Aunque es una de las maderas más duras, es propensa a la carcoma. En la actualidad se usan mucho para panelados de lujo, muebles, gabinetes, puertas, adornos y elementos torneados.

Cerezo: Es una madera muy decorativa y cuyo aspecto va variando con el tiempo. En origen presenta tonalidad marrón rosado y con el tiempo se oscurece hacia un rojo caoba. Aunque es dura, se trata de una madera delicada y propensa a la carcoma. Actualmente se utiliza mucho en la fabricación de muebles, sillas y revestimientos.

Olivo: La madera de olivo es fácilmente reconocible por sus vetas, muy llamativas y decorativas, sobre todo según el corte se aproxima a la raíz. Es una madera resistente, de tonos amarillos, grises, claros o rojizos dependiendo del origen. En la actualidad se utiliza mucho de forma decorativa y en mobiliario rústico.

Olmo: Madera resistente a la putrefacción y a la carcoma que antiguamente se utilizaba para construir carros. Tiene un tono marrón claro, a veces con tintes rojizos o grisáceos. Actualmente es muy utilizada en la ebanistería, en la fabricación de esculturas e incluso de barcos.

Haya: Esta madera tiene tonos cálidos y claros y es muy duradera, llegando a ser más resistente que el roble cuando se seca en procesos bajo presión. Actualmente es muy popular su uso tanto para muebles como para superficies de trabajo y suelos.

Ébano: El ébano es una de las maderas nobles más resistentes, densas y con el grano más fino, de hecho, es prácticamente negra. Su densidad es tan alta que se hunde en el agua. Su buena textura y la posibilidad de un pulido muy suave hacen que sea muy valiosa como madera. En la antigüedad era considerada un material precioso y de su nombre deriva la palabra ebanistería.

Haya: Esta madera tiene tonos cálidos y claros y es muy duradera, llegando a ser más resistente que el roble cuando se seca en procesos bajo presión. Actualmente es muy popular su uso tanto para muebles como para superficies de trabajo y suelos.

 

MADERAS BLANDAS

Las maderas blandas requieren menos crecimiento, lo que las hace más asequibles, y también son generalmente más claras, más elásticas y maleables. Por otro lado, su durabilidad y resistencia es menor.

Pino: Se trata de uno de los tipos de madera más económicos y más empleados en la construcción. A día de hoy, el “pino” es un término genérico para muchos tipos de madera blanda, de tonos claros y que adquiere un característico color miel cuando se sella. Posee una textura uniforme y es fácil de trabajar lo que hace que sea muy utilizado por los profesionales en la carpintería, paneles, muebles y molduras.

Cedro del Líbano: Aunque dentro de las maderas blandas, esta es algo más dura. Es una madera aromática, duradera y densa, aunque frágil. La madera de este tipo de cedro es muy interesante ya que su aroma repele a los insectos, entre ellos las polillas. Por esta razón se emplea habitualmente para revestir cajones, armarios roperos y cómodas.

Castaño:  La madera de castaño tiene una alta durabilidad, es fuerte y elástica. Actualmente es muy utilizada en muebles de cocina, ventanas, tarimas, frisos y molduras.

Álamo: Se trata de una madera ligera y fácil de trabajar. Resiste bien el desgaste y los golpes, por lo que es muy utilizada en la fabricación de mobiliario, pero es poco resistente a la humedad y a la carcoma. Es una madera de tono claro con vetas marrón amarillento e incluso verde oliva.

Abeto: La madera de abeto es ligera y blanda, pero con buena resistencia y elasticidad. Tiene buen comportamiento frente a los químicos y contiene pocas resinas.  Se utiliza mucho en la construcción de revestimientos de pared y techo para el interior.

Abedul: La madera de abedul puede ser amarillenta o blanca-rojiza, en todo caso tonos claros y de grano fino. Es una madera elástica pero no destaca en durabilidad ni en resistencia. A menudo se emplea en la carpintería de revestimientos de interior, como frisos, molduras o rodapiés.