Revista Digital




La revista digital Nature dio a conocer que un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania, la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y la Universidad de Cambridge, ha desarrollado recientemente un material celular a base de níquel; tan fuerte como el titanio, pero hasta cinco veces más liviano.

Aunque la investigación se mantiene en una escala muy pequeña, pero se espera su evolución con el fin de identificar y testear las propiedades del material en tamaños relevantes para su aplicación en proyectos reales de arquitectura y construcción.

Ilustración que muestra el método usado para obtener la madera metálica

Compuesto por poros a nanoescala, su aspecto y su naturaleza celular es similar a la de la madera y se compone de casi un 70% de espacio vacío. Esto le entrega una densidad tan baja en relación a su resistencia que incluso podría flotar en el agua.

La disposición de los átomos en los metales determinan su fuerza, y mientras más alineados se encuentren entre sí, más fuertes son.

Las propiedades mecánicas del material se pueden controlar variando la geometría a escala nanométrica, (entregando) la alta resistencia mecánica y la estabilidad química del metal, y una densidad cercana a la de los materiales naturales, como la madera', asegura el reporte de la revista Nature.

El estudio ha sido dirigido por James Pikul, profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Mecánica y Mecánica Aplicada de Penn Engineering, en conjunto con Bill King y Paul Braun de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, y Vikram Deshpande de la Universidad de Cambridge.

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Puente de la Mujer / Santiago Calatrava

Puente de la Mujer / Santiago Calatrava

Arquitecto: Santiago Calatrava   Ubicación: Buenos Aires, Argentina  Año Proyecto: 2001  Fotografías: Santiago Calatrava   El Puente de la Mujer, es una estructura capaz de rotar en 90 grados, con el fin...



La revista digital Nature dio a conocer que un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania, la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y la Universidad de Cambridge, ha desarrollado recientemente un material celular a base de níquel; tan fuerte como el titanio, pero hasta cinco veces más liviano.

Aunque la investigación se mantiene en una escala muy pequeña, pero se espera su evolución con el fin de identificar y testear las propiedades del material en tamaños relevantes para su aplicación en proyectos reales de arquitectura y construcción.

Ilustración que muestra el método usado para obtener la madera metálica

Compuesto por poros a nanoescala, su aspecto y su naturaleza celular es similar a la de la madera y se compone de casi un 70% de espacio vacío. Esto le entrega una densidad tan baja en relación a su resistencia que incluso podría flotar en el agua.

La disposición de los átomos en los metales determinan su fuerza, y mientras más alineados se encuentren entre sí, más fuertes son.

Las propiedades mecánicas del material se pueden controlar variando la geometría a escala nanométrica, (entregando) la alta resistencia mecánica y la estabilidad química del metal, y una densidad cercana a la de los materiales naturales, como la madera', asegura el reporte de la revista Nature.

El estudio ha sido dirigido por James Pikul, profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Mecánica y Mecánica Aplicada de Penn Engineering, en conjunto con Bill King y Paul Braun de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, y Vikram Deshpande de la Universidad de Cambridge.