Revista Digital


Encuesta

¿Qué crees que haya hecho posible la construcción de un hospital en China en solo 10 días?

Clima

Mostly Cloudy

21°C

Aguascalientes

Mostly Cloudy

Humidity: 30%

Wind: 27.36 km/h

  • 03 Jan 2019

    Cloudy 21°C 8°C

  • 04 Jan 2019

    Mostly Cloudy 22°C 8°C



Últimamente se ha buscado las opciones más idóneas para cuidar el medio ambiente, ya sea en el tema de residuos o de movilidad, sin embargo en la construcción aún no se tenía la forma para poder contribuir a esta causa, es por eso que investigadores estadounidenses y europeos consideran que la construcción de edificios de madera, en lugar de los de cemento y acero, que servirían como depósitos de dióxido de carbono.
Según el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, de Alemania, da a conocer que la madera reemplaza a otros materiales en la construcción urbana y podría tener el doble de beneficios para la estabilización climática.
La utilización de la madera evita las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la producción de cemento y acero, así como puede convertir los edificios en un sumidero (depósito) de carbono, ya que la madera utilizada en la ingeniería es capaz de almacenar grandes cantidades de CO2 del aire.
Buildings can become a global CO2 sink if made out of wood instead of cement and Steel, como así se dice llamar este grupo de científicos “Aunque la cantidad requerida de extracción de madera está disponible en teoría, tal mejoramiento claramente necesitaría un manejo forestal más cuidadoso y sostenible”.
Los bosques representan el carbono atmosférico almacenado, por lo que si la madera se pudiera utilizar para construir casas y oficinas necesarias para millones de habitantes urbanos que se esperan para el año 2050, significaría que las grandes ciudades podrían convertirse en sumideros de carbono.
Los mismos científicos dicen que los nuevos pueblos y ciudades podrían ser una especie de bodegas en las que se ahorrarían hasta 700 millones de toneladas de carbono al año.

Con información de Notimex 
 

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Terminal Internacional de Pasajeros de Yokohama / Foreign Office Architects

Terminal Internacional de Pasajeros de Yokohama / Foreign Office Architects

Arquitecto: Foreign Office Architects (FOA) Ubicación: Osanbashi Pier Área: 48000.0 m2 Año Proyecto: 2002 La Terminal Internacional de Pasajeros de Yokohama fue el producto de la metodología arquitectónica inventiva y el pensamiento social consciente. Diseñado por Foreign...



Últimamente se ha buscado las opciones más idóneas para cuidar el medio ambiente, ya sea en el tema de residuos o de movilidad, sin embargo en la construcción aún no se tenía la forma para poder contribuir a esta causa, es por eso que investigadores estadounidenses y europeos consideran que la construcción de edificios de madera, en lugar de los de cemento y acero, que servirían como depósitos de dióxido de carbono.
Según el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, de Alemania, da a conocer que la madera reemplaza a otros materiales en la construcción urbana y podría tener el doble de beneficios para la estabilización climática.
La utilización de la madera evita las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la producción de cemento y acero, así como puede convertir los edificios en un sumidero (depósito) de carbono, ya que la madera utilizada en la ingeniería es capaz de almacenar grandes cantidades de CO2 del aire.
Buildings can become a global CO2 sink if made out of wood instead of cement and Steel, como así se dice llamar este grupo de científicos “Aunque la cantidad requerida de extracción de madera está disponible en teoría, tal mejoramiento claramente necesitaría un manejo forestal más cuidadoso y sostenible”.
Los bosques representan el carbono atmosférico almacenado, por lo que si la madera se pudiera utilizar para construir casas y oficinas necesarias para millones de habitantes urbanos que se esperan para el año 2050, significaría que las grandes ciudades podrían convertirse en sumideros de carbono.
Los mismos científicos dicen que los nuevos pueblos y ciudades podrían ser una especie de bodegas en las que se ahorrarían hasta 700 millones de toneladas de carbono al año.

Con información de Notimex