Revista Digital



Ante la construcción del Tren Maya, investigadores de 65 instituciones académicas de México, han dado a conocer que el proyecto no reúne las condiciones suficientes para establecer procedimientos y metodologías que puedan garantizar un desarrollo benéfico. 


El documento “Observaciones a la Manifestación de Impacto Ambiental modalidad regional del Tren Maya”, en donde además de investigadores mexicanos, también participaron científicos y estudiosos de Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Suiza y Uruguay. 


De acuerdo con el diario El Reforma, en el documento se señala que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tren Maya “No reúne condiciones suficientes para establecer los modos, procedimientos y metodologías para garantizar que el proyecto, que incluye el tren, los polos de desarrollo y los proyectos complementarios, genere los beneficios que se propone así como evitar los daños graves e irreversibles.


Para respaldar sus afirmaciones, el grupo de investigadores ha mencionado que el Sistema Ambiental Regional (SAR) no está bien definido, por lo que es imposible una correcta validación de impacto socioambiental.


Asimismo se mencionó que falta una gran cantidad de información en cuanto a la biodiversidad de la zona, así como la nula claridad sobre las acciones de solución en caso de daño socioambiental ocasionado por la actividad turística y agropecuaria. 


En cuanto a sentido histórico, se señala que hay un gran riesgo de pérdida de cultura e historia, debido a que la MIA no se enfoca en estos temas y no puede medir el impacto, por lo que puede llegar a convertirse en uno de los mayores daños. 


Por último, se habla acerca del efecto que provocará el ruido al movimiento de la fauna y cómo afectará la calidad del aire el uso del diésel en el tren, así como el desconocimiento del modo de vida de las comunidades de la zona. 


 

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Casa de Cristal / Philip Johnson

Casa de Cristal / Philip Johnson

Arquitectos: Philip Johnson Ubicación: New Canaan, Connecticut Año Proyecto: 1949   Fue la primera de las catorce estructuras que Philip Johnson construyó en la propiedad en un lapso de cincuenta...


Ante la construcción del Tren Maya, investigadores de 65 instituciones académicas de México, han dado a conocer que el proyecto no reúne las condiciones suficientes para establecer procedimientos y metodologías que puedan garantizar un desarrollo benéfico. 


El documento “Observaciones a la Manifestación de Impacto Ambiental modalidad regional del Tren Maya”, en donde además de investigadores mexicanos, también participaron científicos y estudiosos de Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Suiza y Uruguay. 


De acuerdo con el diario El Reforma, en el documento se señala que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tren Maya “No reúne condiciones suficientes para establecer los modos, procedimientos y metodologías para garantizar que el proyecto, que incluye el tren, los polos de desarrollo y los proyectos complementarios, genere los beneficios que se propone así como evitar los daños graves e irreversibles.


Para respaldar sus afirmaciones, el grupo de investigadores ha mencionado que el Sistema Ambiental Regional (SAR) no está bien definido, por lo que es imposible una correcta validación de impacto socioambiental.


Asimismo se mencionó que falta una gran cantidad de información en cuanto a la biodiversidad de la zona, así como la nula claridad sobre las acciones de solución en caso de daño socioambiental ocasionado por la actividad turística y agropecuaria. 


En cuanto a sentido histórico, se señala que hay un gran riesgo de pérdida de cultura e historia, debido a que la MIA no se enfoca en estos temas y no puede medir el impacto, por lo que puede llegar a convertirse en uno de los mayores daños. 


Por último, se habla acerca del efecto que provocará el ruido al movimiento de la fauna y cómo afectará la calidad del aire el uso del diésel en el tren, así como el desconocimiento del modo de vida de las comunidades de la zona.