Revista Digital




En últimos meses, las marchas feministas han tenido un gran impacto en las ciudades, en especial en la Ciudad de México que es lugar testigo de dos de las manifestaciones con gran impacto.
Debido al motivo que mueve a todas estas mujeres, algunas de las calles y monumentos de la misma ciudad se han vuelto afectados, como lo fue el Ángel de la Independencia en agosto del 2019, el cual hasta el momento sigue el restauración.
Debido a esta situación surgió un colectivo llamado #RestauradorasconGlitter está conformado por cerca de 410 profesionales de distintas disciplinas. Entrevistadas por ArchDaily, Norma García, Daniela Pascual y Sofía Riojas, dan a conocer cómo fue que se conformó el colectivo así como sus intenciones.
La iniciativa surge de dos restauradoras, una radicada en Washington y otra en México, la de Washington contacta a la de México para saber qué estaba pasando. El colectivo surge con la intención de discutir entre colegas la situación y tener una visión colectiva mucho más clara por lo que empezaron a invitar a conocidas del gremio y esas conocidas a otras conocidas, es un grupo cerrado conformado por mujeres que creían que podían estar relacionadas, que pudieran aportar o eran empáticas con el tema. El colectivo se monta sobre una organización que ya existía.
El 90 por ciento del gremio de la restauración está conformado por mujeres, y a plano personal se dicen en contra de las pintas en calles y monumentos sin embargo apoyan la causa que mueve a todas las mujeres involucradas en colectivos feministas.
Resultó tan polémico que de cierta forma busca desacreditar el movimiento femenino pero creemos que es importante entender que los monumentos o los bienes culturales tienen que estar en contacto con la sociedad, si no se resignifican no valen nada. Pero a veces esas resignificación es agresiva, puede tener momentos de roce que responden a una transgresión. En realidad no sabemos si la reacción de la sociedad ante esto es un rechazo al movimiento o un amor irracional a los monumentos, pero hay una mezcla extraña y esta incomodidad es lo que resulta interesante, así lo dio a conocer el colectivo Restaradoras de Glitter.
Cabe ,mencionar que este grupo de restauradoras fueron las responsables de rehabilitar varios de los monumentos dañados en la pasada manifestación del 16 de agosto del 2019.
Vía: Archdaily
 

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Casa de Cristal / Philip Johnson

Casa de Cristal / Philip Johnson

Arquitectos: Philip Johnson Ubicación: New Canaan, Connecticut Año Proyecto: 1949   Fue la primera de las catorce estructuras que Philip Johnson construyó en la propiedad en un lapso de cincuenta...



En últimos meses, las marchas feministas han tenido un gran impacto en las ciudades, en especial en la Ciudad de México que es lugar testigo de dos de las manifestaciones con gran impacto.
Debido al motivo que mueve a todas estas mujeres, algunas de las calles y monumentos de la misma ciudad se han vuelto afectados, como lo fue el Ángel de la Independencia en agosto del 2019, el cual hasta el momento sigue el restauración.
Debido a esta situación surgió un colectivo llamado #RestauradorasconGlitter está conformado por cerca de 410 profesionales de distintas disciplinas. Entrevistadas por ArchDaily, Norma García, Daniela Pascual y Sofía Riojas, dan a conocer cómo fue que se conformó el colectivo así como sus intenciones.
La iniciativa surge de dos restauradoras, una radicada en Washington y otra en México, la de Washington contacta a la de México para saber qué estaba pasando. El colectivo surge con la intención de discutir entre colegas la situación y tener una visión colectiva mucho más clara por lo que empezaron a invitar a conocidas del gremio y esas conocidas a otras conocidas, es un grupo cerrado conformado por mujeres que creían que podían estar relacionadas, que pudieran aportar o eran empáticas con el tema. El colectivo se monta sobre una organización que ya existía.
El 90 por ciento del gremio de la restauración está conformado por mujeres, y a plano personal se dicen en contra de las pintas en calles y monumentos sin embargo apoyan la causa que mueve a todas las mujeres involucradas en colectivos feministas.
Resultó tan polémico que de cierta forma busca desacreditar el movimiento femenino pero creemos que es importante entender que los monumentos o los bienes culturales tienen que estar en contacto con la sociedad, si no se resignifican no valen nada. Pero a veces esas resignificación es agresiva, puede tener momentos de roce que responden a una transgresión. En realidad no sabemos si la reacción de la sociedad ante esto es un rechazo al movimiento o un amor irracional a los monumentos, pero hay una mezcla extraña y esta incomodidad es lo que resulta interesante, así lo dio a conocer el colectivo Restaradoras de Glitter.
Cabe ,mencionar que este grupo de restauradoras fueron las responsables de rehabilitar varios de los monumentos dañados en la pasada manifestación del 16 de agosto del 2019.
Vía: Archdaily