Revista Digital


¿Cómo será la congestión vehicular en las ciudades del futuro?


El año pasado - y posiblemente este también -, hemos podido experimentar el espacio público en los centros urbanos con una densidad de tránsito que probablemente nunca en nuestras vidas habíamos podido ver. Esta sensación de pausa en el trajín del tránsito diario fue causal de las estrictas cuarentenas, y al levantar dichas restricciones muchas de las grandes ciudades disminuyeron sus niveles de congestión habituales. 
En vez de esperar a volver a la “normalidad Los estándares de calidad de vida han sido reducidos. De repente la manera en que se dictan clases o en la manera que se trabaja han tenido que adaptarse. El tiempo que invertimos en la productividad ha invadido nuestros tiempos y espacios personales, en gran medida, porque antes pasábamos considerables porciones de nuestra vida cotidiana en trasladarnos para cumplir con nuestras actividades en distintas locaciones. 
Lo más probable es que ahora que hemos experimentado lo esencial, pensemos dos veces antes de impulsarnos al ritmo acelerado para llegar a todas partes a tiempo, siempre y cuando pueda hacerse virtualmente
Una de las mega tendencias pronosticadas es la urbanización de las ciudades con una población mayor a la que tienen algunos países. Si estas no se gestiona como ciudades inteligentes, el pronóstico de congestión puede no ser muy optimista.
El índice de tráfico de TomTom, el cual ha registrado 416 ciudades en 57 países, dando una perspectiva clara de los números que reflejan la congestión en estas. Su ecuación para calcular el porcentaje de aumento o disminución de la congestión se basa en la cantidad de tiempo extra en la comparación al tiempo que toman los trayectos en las ciudades indexadas. En el reporte dentro de su sitio web -con una interacción para comprender la data fácil de entender - se confirma que el tráfico si disminuyó en el 2020, inclusive después de las cuarentenas, comparándose con los años anteriores.
Del total de ciudades recopiladas, 387 disminuyeron en el tráfico y solo 13 aumentaron. En Abril, cuando la mayoría de cuarentenas estrictas fueron oficializadas, disminuyeron hasta en un 50% en su congestión.
La resiliencia humana hace que aprendamos rápidamente de situaciones que nos marcan. Con las medidas necesarias para reducir el impacto económico que la pandemia ha tenido, las y los ciudadanos de las ciudades capitales se han prevenido de las cuarentenas entrantes para buscar alternativas a las afueras. El reporte indica que justo el día anterior a las nuevas cuarentenas en las horas de la tarde, el tráfico se disparó aumentará 142% en Paris el 29 de octubre, un 123% en Atenas el 6 de Noviembre o Londres en un 104% el 4 de Noviembre.
En ciudades como Bogotá, una de las respuestas para atender a la alta congestión pero sobre todo evitar la saturación del transporte público para evitar el contagio y propagación del virus ha sido impulsar el uso de bicicletas como medio de transporte principal. Esto lo han logrado habilitando carriles exclusivos para este medio de transporte tanto temporales como permanentes a lo largo de las vías principales de la ciudad.
La capital colombiana se encuentra dentro de las tres ciudades más congestionadas del ranking oficial. Con un 53% en su nivel de congestión en el año pasado, solo es vencida por Mumbai, India con el mismo porcentaje pero tres puntos porcentuales más al compararse con la data del 2019, y la Región de Moscú (óblast) con un 54% .
En las cercanías de Bogotá hay centros urbanos mucho menos concentrados que han visto un alza en el interés inmobiliario de los ciudadanos locales que buscan la mejor calidad de vida. Esto demuestra que las ansias por escapar de la congestión de las grandes ciudades puede impulsar el crecimiento de núcleos con menor concentración poblacional; menor congestión de tránsito vehicular. Y al impulsar el transporte pensados ​​en distancias más cortas -como la bicicleta o patinetas- genera una demanda por responder a las necesidades de los habitantes a una distancia menor de las zonas residenciales. Estas medidas no solo apoyarían a vivir una vida a un ritmo menos acelerado sino también a un menor impacto ambiental.
fuente:https://www.archdaily.mx/mx/955946/como-sera-la-congestion-vehicular-en-las-ciudades-del-futuro
 

 

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Centro de aprendizaje de la Universidad de Kingston / Grafton Architects

Centro de aprendizaje de la Universidad de Kingston / Grafton Architects

Arquitectos: Grafton Architects Ubicación: Londres, Reino Unido  Área: 9,400 m2 Año Proyecto: 2020 Construcción: Willmott Dixon Fotografía: Ed Reeve y Dennis Gilvert  El proyecto se trata de un edificio de enseñanza para la Universidad de Kingston...

¿Cómo será la congestión vehicular en las ciudades del futuro?


El año pasado - y posiblemente este también -, hemos podido experimentar el espacio público en los centros urbanos con una densidad de tránsito que probablemente nunca en nuestras vidas habíamos podido ver. Esta sensación de pausa en el trajín del tránsito diario fue causal de las estrictas cuarentenas, y al levantar dichas restricciones muchas de las grandes ciudades disminuyeron sus niveles de congestión habituales. 
En vez de esperar a volver a la “normalidad Los estándares de calidad de vida han sido reducidos. De repente la manera en que se dictan clases o en la manera que se trabaja han tenido que adaptarse. El tiempo que invertimos en la productividad ha invadido nuestros tiempos y espacios personales, en gran medida, porque antes pasábamos considerables porciones de nuestra vida cotidiana en trasladarnos para cumplir con nuestras actividades en distintas locaciones. 
Lo más probable es que ahora que hemos experimentado lo esencial, pensemos dos veces antes de impulsarnos al ritmo acelerado para llegar a todas partes a tiempo, siempre y cuando pueda hacerse virtualmente
Una de las mega tendencias pronosticadas es la urbanización de las ciudades con una población mayor a la que tienen algunos países. Si estas no se gestiona como ciudades inteligentes, el pronóstico de congestión puede no ser muy optimista.
El índice de tráfico de TomTom, el cual ha registrado 416 ciudades en 57 países, dando una perspectiva clara de los números que reflejan la congestión en estas. Su ecuación para calcular el porcentaje de aumento o disminución de la congestión se basa en la cantidad de tiempo extra en la comparación al tiempo que toman los trayectos en las ciudades indexadas. En el reporte dentro de su sitio web -con una interacción para comprender la data fácil de entender - se confirma que el tráfico si disminuyó en el 2020, inclusive después de las cuarentenas, comparándose con los años anteriores.
Del total de ciudades recopiladas, 387 disminuyeron en el tráfico y solo 13 aumentaron. En Abril, cuando la mayoría de cuarentenas estrictas fueron oficializadas, disminuyeron hasta en un 50% en su congestión.
La resiliencia humana hace que aprendamos rápidamente de situaciones que nos marcan. Con las medidas necesarias para reducir el impacto económico que la pandemia ha tenido, las y los ciudadanos de las ciudades capitales se han prevenido de las cuarentenas entrantes para buscar alternativas a las afueras. El reporte indica que justo el día anterior a las nuevas cuarentenas en las horas de la tarde, el tráfico se disparó aumentará 142% en Paris el 29 de octubre, un 123% en Atenas el 6 de Noviembre o Londres en un 104% el 4 de Noviembre.
En ciudades como Bogotá, una de las respuestas para atender a la alta congestión pero sobre todo evitar la saturación del transporte público para evitar el contagio y propagación del virus ha sido impulsar el uso de bicicletas como medio de transporte principal. Esto lo han logrado habilitando carriles exclusivos para este medio de transporte tanto temporales como permanentes a lo largo de las vías principales de la ciudad.
La capital colombiana se encuentra dentro de las tres ciudades más congestionadas del ranking oficial. Con un 53% en su nivel de congestión en el año pasado, solo es vencida por Mumbai, India con el mismo porcentaje pero tres puntos porcentuales más al compararse con la data del 2019, y la Región de Moscú (óblast) con un 54% .
En las cercanías de Bogotá hay centros urbanos mucho menos concentrados que han visto un alza en el interés inmobiliario de los ciudadanos locales que buscan la mejor calidad de vida. Esto demuestra que las ansias por escapar de la congestión de las grandes ciudades puede impulsar el crecimiento de núcleos con menor concentración poblacional; menor congestión de tránsito vehicular. Y al impulsar el transporte pensados ​​en distancias más cortas -como la bicicleta o patinetas- genera una demanda por responder a las necesidades de los habitantes a una distancia menor de las zonas residenciales. Estas medidas no solo apoyarían a vivir una vida a un ritmo menos acelerado sino también a un menor impacto ambiental.
fuente:https://www.archdaily.mx/mx/955946/como-sera-la-congestion-vehicular-en-las-ciudades-del-futuro