CARLOS SLIM, Revolucionando las telecomunicaciones

Carlos Slim Helú, mejor conocido como Carlos Slim, nació el 28 de enero de 1940, en la Ciudad de México. Es el tercero de seis hijos que tuvieron el señor Julián Slim Haddad y la señora Linda Helú, quienes son originarios de Líbano.

Este ingeniero mexicano no siempre contó con todos los recursos. De hecho, él construyó su camino poco a poco y con mucha dedicación. Un ejemplo de eso es que, cuando cumplió los 10 años de edad, comenzó a comprar dulces para revenderlos y así obtener un beneficio económico. Dos años más tarde, abrió su primera cuenta bancaria y logró comprar acciones del Banco Nacional de México.

Debes saber que Carlos Slim estudió la carrera de Ingeniería Civil y, mientras se encontraba cursándola, siempre destacó por su gran interés de emprender y salir adelante, sin importar si era dando clases o vendiendo dulces.

En el año de 1961, Carlos Slim ya se había graduado con el título de ingeniero civil y, algunos años más tarde, exactamente en 1965, fundó su primera empresa con el nombre de Inversora Bursátil, misma que fue el pilar para que Slim llegara a ser lo que es hoy.

Con el paso de los años, siguió creando compañías hasta llegar a formar en 1980 el Grupo Galas o lo que hoy en día conocemos como Grupo Carso, cuyo nombre proviene de las primeras letras del nombre de Slim y de su esposa, Soumaya. Con el paso del tiempo, este conjunto empresarial realizó diversas inversiones y adquirió más compañías que le permitieron formar el actual Grupo Financiero Inbursa.

Más tarde, en 1990, Carlos Slim adquirió Teléfonos de México (Telmex), France Telecom de Francia y SBC Telecom de Estados Unidos. Gracias a la compra de estas compañías, en conjunto con la gran mente de uno de los ingenieros mexicanos más reconocidos, se logró revolucionar el mercado de las telecomunicaciones en México.

Comparte

Lo más reciente

El Tiempo se está agotando.

Por: Ing. Óscar A. Coello Constantemente hemos escuchado hablar del cambio climático, pero difícilmente nos damos cuenta de su impacto, pero hace unos días, estaba caminando con mis hijos por las calles de la ciudad y nos percatamos de pájaros tirados en el piso, por lo que supusimos

Recibe cada mes sin costo, la Revista Digital de tu preferencia

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE A LA EDICIÓN DIGITAL DE LA REVISTA CONSTRUYE