La mujer más poderosa de México tendrá un rascacielos

La desarrolladora Abilia, propiedad de la mujer más poderosa de México, María Asunción Aramburuzabala, anuncia el relanzamiento del proyecto Reforma 432, que tendrá 57 pisos y 264 metros de altura, con lo que superará en altura a Torre Reforma, que tiene 246 metros, reveló Alejandro Sánchez de Tagle, director de Operaciones de Oficinas de Abilia.

El edificio estará diseñado por el despacho Foster & Partners, en concreto por el arquitecto Pedro Haberbosch. Uno de los diferenciadores de la torre respecto a otras en el corredor es que no tendrá estacionamiento en los primeros niveles de construcción. Para resolver este problema, Abilia adquirió un terreno adicional donde construir 22 niveles de estacionamiento, 10 de ellos sótanos, con 2,000 cajones en la calle aledaña de Hamburgo. Con ello, la torre solo tendrá siete sótanos con 500 cajones y sin entradas a ellos sobre Reforma.

Queríamos que el edificio simulara una especie de plaza pública, que no inhibiera a la gente. Queríamos devolverle esta esquina privilegiada a la ciudad, y se logró con una planta baja muy abierta, donde el peatón podrá cruzar libremente el edificio sin darse cuenta de que está cruzando una propiedad privada, mencionó Sánchez de Tagle.

Los primeros tres niveles de la torre irán destinados a uso comercial, principalmente en el segmento de alimentos y bebidas, abierto a todo el público. El directivo dijo que la idea es que el edificio viva más allá de las horas de oficina, por lo que habrá bares y restaurantes por las tardes. En total, contará con 6,000 metros cuadrados de área comercial.

La torre tendrá 85,000 metros cuadrados de área rentable. A Sánchez de Tagle no le preocupa la desocupación de edificios que actualmente sufre Reforma. Por el contrario, estima que R432, como se llama el proyecto, pueda comercializarse a buen precio por sus características.

Cada planta tendrá superficies de 1,800 metros cuadrados, algo poco visto en los actuales edificios del corredor, ya que se construyen en terrenos muy pequeños. Además, las plantas no tendrán columnas de por medio, lo cual dará aún mayor amplitud y espacio a los inquilinos.

Abilia ya comenzó a comercializar el proyecto de la mano de firmas de corretaje, y busca contar con un inquilino ancla que ocupe una tercera parte o incluso la mitad de la superficie rentable total del edificio.

La construcción de la torre arrancará a finales de este año, aunque ya se tienen algunos trabajos previos en el suelo. Los trabajos durarán alrededor de 50 meses, y para entonces, Abilia espera contar con inquilinos en oficinas y con el área comercial prácticamente llena.

Comparte

Lo más reciente

Recibe cada mes sin costo, la Revista Digital de tu preferencia

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE A LA EDICIÓN DIGITAL DE LA REVISTA CONSTRUYE