Edición Aguascalientes

Edición Guanajuato

Edición Monterrey




Arquitectos: 
Agustín Hernández
Ubicación: Ciudad de México 
Año Proyecto: 1991 

Descripción del proyecto: Esta obra de arquitectura es una monumental y provocativa escultura ultra-moderna, es en realidad una vivienda familiar de diseño vanguardista del arquitecto mexicano Agustín Hernández
, conocido por su estilo de Arquitectura Escultórica.

En este proyecto, cada uno de los elementos geométricos que lo conforman responden a conceptos que engloban tres aspectos principales: la originalidad de las formas y su valor expresivo, la solución interior, y la reinterpretación de la arquitectura precolombina, siempre buscados por Agustín Hernández.



La localización de esta residencia al oriente de la Ciudad de México
, en una zona de fuertes desniveles, fue determinante en el concepto de su diseño estructural. Los principios en que se basa provienen por una parte del empleo del círculo y del cuadrado, que circunscritos tiene una larga tradición cultural, y por la otra del terreno de acentuada pendiente, en el remate de una amplia avenida.

La tónica del proyecto busca realizar una estructura volada que permita incrementar las vistas, a la vez que dejar el sitio libre de muros de contención. En este caso el elemento de sostén está conformado por dos enormes pilones, con una apertura circular, por la que paso el cuerpo prismático de la vivienda. Asimismo, el volumen romboidal marca en la fachada los ejes horizontales, por lo que el nivel más amplio es el de la recepción y el más angosto el de los servicios, con las recámaras en los niveles intermedios.



El acceso a la casa se hace desde un pasillo de treinta metros de largo, conformado por vidrios y recubierto en su totalidad por domos. Esta solución permite el contraste entre luces y sombras para lograr la refracción de la luz dentro del espacio, en el que el color predominante es el violeta.

Para la solución de los espacios interiores, el arquitecto Agustín Hernández
 prescindió de los muros, por lo cual la ambientación de las diferentes áreas divide las secciones que se comunican por el pasillo. La decoración del interior es muy sobria y elegante, y los materiales que predominan son madera, concreto, acero y cristal.



Además la casa consta de estacionamiento exterior para automóviles y de una cava localizada dentro de los muros de carga, y se complementa con una alberca situada en un jardín escalonado al que cruza una cascada de agua que se origina en la edificación superior.

La estructura, basada en un módulo de 1.15 metros, se realizó a base de dos sostenes de concreto reforzado que trabajan a compresión; por su parte, el voladizo está constituido por una armadura de marcos metálicos prefabricados, atornillados a cuatro vigas maestros que lo sostienen. Así, las seis fachadas reflejan al espacio interior sin enmascararlo, donde ventanas, tragaluces, instalaciones y acabados toman un papel preponderante para formar un todo plástico en espacios insólitos.

 



Arquitectos:
 Balkrishna Doshi

Ubicación: Ahmedabad, India
Área construida: 473 m2
Año Proyecto: 1981 

Descripción del proyecto: Se compone de una serie de bóvedas, revestidas en mosaicos de porcelana, así como un pequeño anfiteatro cubierto de vegetación y detalles de agua en movimiento. Sangath es una combinación integral de las inquietudes arquitectónicas, desarrolladas por Doshi en sus trabajos anteriores, incluyendo desarrollo de interiores y estructuras complejas, bordes ambiguos, bóvedas y terrazas.  

Al entrar en el complejo, uno ve inmediatamente la silueta de una bóveda deteniéndose detrás de una pared exterior, además de una pequeña vista del interior, presente a través de un pequeño corte en la superficie.



El camino gira y obliga al ocupante a alejarse del eje norte-sur y junto a las paredes elevadas del jardín. Ahora visibles en perspectiva, las bóvedas comienzan a retroceder en el fondo por encima del anfiteatro cubierto de vegetación, dejando los canales de agua y jardines en primer plano. Al pasar por los estanques reflectantes que capturan las bóvedas en aguas tranquilas, la entrada se hace evidente. Se encuentra al final de una vista en ángulo hacia las bóvedas.



La entrada principal  lleva al visitante unos pocos pasos dentro de la bóveda y propone la opción de subir un tramo de escaleras en una altura de tres pisos, o pasar por un pequeño pasillo junto a la oficina de Doshi y entrar al salón principal de dibujo. Aquí el plano del techo se eleva a medida que el habitante experimenta cómo se entrelazan los espacios de altura múltiple, creándose compresión y liberación entre ellos.

La parte inferior de la bóveda en la sala de dibujo principal está terminada con un concreto texturizado que dispersó la luz natural en el espacio. Al final del pasillo se encuentra la abertura vista desde la entrada del sitio y uno recupera su sentido de lugar a lo largo del eje principal.


La forma general exagera los detalles de la naturaleza con sus montículos rodantes, espacios en forma de cueva, terrazas, canales de agua lúdicos y superficies reflectantes. El agua de las lluvias, se canaliza a través del sitio por las resbaladizas bóvedas redondas y los abrevaderos.


Los espacios interiores hundidos están aislados por arcilla dentro de la estructura. El calor del sol se reduce por los montículos de hierba y el mosaico blanco reflectante de porcelana que cubre cada bóveda. La luz natural también se filtra en los espacios interiores durante el día, mientras que la luna se refleja en los estanques y en los mosaicos de porcelana de la noche.

Junto con las conexiones naturales, Sangath mantiene conexiones con la cultura de la India. El diseño se asemeja a la forma en que un templo desarrolla una serie de etapas en una plataforma final, mientras que la forma imita vagamente la audacia de una estupa.

 



Arquitectos:
Dellekamp Arquitectos 
Ubicación: Aguascalientes, México.
Equipo de diseño: Eduardo Cabral, Geoffroy Arnoux, Antoine Antoine Vaxelaire, Miguel Ruíz, Ana María Alcalá, Javier Ramírez, Ana Valentina Sánchez, Mathias Henry
Área: 24800.0 m
Año proyecto: 2018

Descripción del Proyecto: El proyecto es un campus que tiene como pieza central la plaza rodeada por los tres volúmenes. Dicha plaza funciona como un distribuidor de circulación y se convierte en un oasis lleno de vegetación; su espejo de agua genera un micro clima que proporciona un excelente confort climático.



Para asegurar un edificio eficiente, planteamos un buen balance entre costo, estructura, instalaciones, flexibilidad y operación.

Basados en la premisa básica de ¿qué pasa si sus oficinas son tan innovadoras como sus coches?, la propuesta nace los principios fundamentales de innovación de los autos Nissan environment, life on board y dynamic performances; traducido en el edificio, lo anterior representa la aproximación bioclimática, la experiencia del usuario y la eficiencia, esto convierte el entorno en algo más que un espacio de trabajo.









Facebook

Edición Aguascalientes

Edición Guanajuato

Edición Monterrey

Proyectos Arquitectonicos

¡Norman Foster, un arquitecto “fuera de serie”!

¡Norman Foster, un arquitecto “fuera de serie”!

Norman Robert Foster es uno de los arquitectos más reconocidos a nivel mundial, fue galardonado con el premio Pritzker en 1999 y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes...



Arquitectos: 
Agustín Hernández
Ubicación: Ciudad de México 
Año Proyecto: 1991 

Descripción del proyecto: Esta obra de arquitectura es una monumental y provocativa escultura ultra-moderna, es en realidad una vivienda familiar de diseño vanguardista del arquitecto mexicano Agustín Hernández
, conocido por su estilo de Arquitectura Escultórica.

En este proyecto, cada uno de los elementos geométricos que lo conforman responden a conceptos que engloban tres aspectos principales: la originalidad de las formas y su valor expresivo, la solución interior, y la reinterpretación de la arquitectura precolombina, siempre buscados por Agustín Hernández.



La localización de esta residencia al oriente de la Ciudad de México
, en una zona de fuertes desniveles, fue determinante en el concepto de su diseño estructural. Los principios en que se basa provienen por una parte del empleo del círculo y del cuadrado, que circunscritos tiene una larga tradición cultural, y por la otra del terreno de acentuada pendiente, en el remate de una amplia avenida.

La tónica del proyecto busca realizar una estructura volada que permita incrementar las vistas, a la vez que dejar el sitio libre de muros de contención. En este caso el elemento de sostén está conformado por dos enormes pilones, con una apertura circular, por la que paso el cuerpo prismático de la vivienda. Asimismo, el volumen romboidal marca en la fachada los ejes horizontales, por lo que el nivel más amplio es el de la recepción y el más angosto el de los servicios, con las recámaras en los niveles intermedios.



El acceso a la casa se hace desde un pasillo de treinta metros de largo, conformado por vidrios y recubierto en su totalidad por domos. Esta solución permite el contraste entre luces y sombras para lograr la refracción de la luz dentro del espacio, en el que el color predominante es el violeta.

Para la solución de los espacios interiores, el arquitecto Agustín Hernández
 prescindió de los muros, por lo cual la ambientación de las diferentes áreas divide las secciones que se comunican por el pasillo. La decoración del interior es muy sobria y elegante, y los materiales que predominan son madera, concreto, acero y cristal.



Además la casa consta de estacionamiento exterior para automóviles y de una cava localizada dentro de los muros de carga, y se complementa con una alberca situada en un jardín escalonado al que cruza una cascada de agua que se origina en la edificación superior.

La estructura, basada en un módulo de 1.15 metros, se realizó a base de dos sostenes de concreto reforzado que trabajan a compresión; por su parte, el voladizo está constituido por una armadura de marcos metálicos prefabricados, atornillados a cuatro vigas maestros que lo sostienen. Así, las seis fachadas reflejan al espacio interior sin enmascararlo, donde ventanas, tragaluces, instalaciones y acabados toman un papel preponderante para formar un todo plástico en espacios insólitos.

 



Arquitectos:
 Balkrishna Doshi

Ubicación: Ahmedabad, India
Área construida: 473 m2
Año Proyecto: 1981 

Descripción del proyecto: Se compone de una serie de bóvedas, revestidas en mosaicos de porcelana, así como un pequeño anfiteatro cubierto de vegetación y detalles de agua en movimiento. Sangath es una combinación integral de las inquietudes arquitectónicas, desarrolladas por Doshi en sus trabajos anteriores, incluyendo desarrollo de interiores y estructuras complejas, bordes ambiguos, bóvedas y terrazas.  

Al entrar en el complejo, uno ve inmediatamente la silueta de una bóveda deteniéndose detrás de una pared exterior, además de una pequeña vista del interior, presente a través de un pequeño corte en la superficie.



El camino gira y obliga al ocupante a alejarse del eje norte-sur y junto a las paredes elevadas del jardín. Ahora visibles en perspectiva, las bóvedas comienzan a retroceder en el fondo por encima del anfiteatro cubierto de vegetación, dejando los canales de agua y jardines en primer plano. Al pasar por los estanques reflectantes que capturan las bóvedas en aguas tranquilas, la entrada se hace evidente. Se encuentra al final de una vista en ángulo hacia las bóvedas.



La entrada principal  lleva al visitante unos pocos pasos dentro de la bóveda y propone la opción de subir un tramo de escaleras en una altura de tres pisos, o pasar por un pequeño pasillo junto a la oficina de Doshi y entrar al salón principal de dibujo. Aquí el plano del techo se eleva a medida que el habitante experimenta cómo se entrelazan los espacios de altura múltiple, creándose compresión y liberación entre ellos.

La parte inferior de la bóveda en la sala de dibujo principal está terminada con un concreto texturizado que dispersó la luz natural en el espacio. Al final del pasillo se encuentra la abertura vista desde la entrada del sitio y uno recupera su sentido de lugar a lo largo del eje principal.


La forma general exagera los detalles de la naturaleza con sus montículos rodantes, espacios en forma de cueva, terrazas, canales de agua lúdicos y superficies reflectantes. El agua de las lluvias, se canaliza a través del sitio por las resbaladizas bóvedas redondas y los abrevaderos.


Los espacios interiores hundidos están aislados por arcilla dentro de la estructura. El calor del sol se reduce por los montículos de hierba y el mosaico blanco reflectante de porcelana que cubre cada bóveda. La luz natural también se filtra en los espacios interiores durante el día, mientras que la luna se refleja en los estanques y en los mosaicos de porcelana de la noche.

Junto con las conexiones naturales, Sangath mantiene conexiones con la cultura de la India. El diseño se asemeja a la forma en que un templo desarrolla una serie de etapas en una plataforma final, mientras que la forma imita vagamente la audacia de una estupa.

 



Arquitectos:
Dellekamp Arquitectos 
Ubicación: Aguascalientes, México.
Equipo de diseño: Eduardo Cabral, Geoffroy Arnoux, Antoine Antoine Vaxelaire, Miguel Ruíz, Ana María Alcalá, Javier Ramírez, Ana Valentina Sánchez, Mathias Henry
Área: 24800.0 m
Año proyecto: 2018

Descripción del Proyecto: El proyecto es un campus que tiene como pieza central la plaza rodeada por los tres volúmenes. Dicha plaza funciona como un distribuidor de circulación y se convierte en un oasis lleno de vegetación; su espejo de agua genera un micro clima que proporciona un excelente confort climático.



Para asegurar un edificio eficiente, planteamos un buen balance entre costo, estructura, instalaciones, flexibilidad y operación.

Basados en la premisa básica de ¿qué pasa si sus oficinas son tan innovadoras como sus coches?, la propuesta nace los principios fundamentales de innovación de los autos Nissan environment, life on board y dynamic performances; traducido en el edificio, lo anterior representa la aproximación bioclimática, la experiencia del usuario y la eficiencia, esto convierte el entorno en algo más que un espacio de trabajo.