Revista Digital




Luis Gerardo del Muro Caldera es Ingeniero Civil por la Universidad Autónoma de Aguascalientes dedicado a la geotecnia, control de calidad, proyecto y construcción. Actualmente es el director general en Explora Ingeniería y Grupo Ambienta Arquitectura y Construcción.

Se define como una persona adaptable a las circunstancias, le gusta ser innovador y emprender nuevos retos, buscar áreas de oportunidad para realizar cosas diferentes a lo que hacen los demás. “Considero que soy tenaz y constante con lo que me propongo lograr. La labor que realizo es muy variada en el medio en que me desenvuelvo, mi trabajo consiste en proporcionar soluciones de geotecnia y estructurales a proyectos de desarrolladores de urbanización y vivienda, soluciones para construcción o reconstrucción de pavimentos, reestructuración y recimentación de construcciones con problemas de asentamientos, realizo o coadyuvo en la integración proyectos de pasos a desnivel, puentes, edificios”.

Luis Gerardo del Muro participa también en la capacitación para aspirantes a perito, así como en la actualización de la cartografía de grietas y fallas geológicas y en las soluciones para construcciones en terrenos afectados por estos fenómenos geológicos.

Su gusto por la Ingeniería civil se da desde que tenía alrededor de 6 años, le gustaba observar cómo se desarrollaban las construcciones de edificios y carreteras.
“Siempre le preguntaba a mi padre como se llamaba alguna máquina que veía y el, aun cuando no tuvo más estudios que la primaria, tenía mucho sentido común y a su manera me explicaba. Creo que él fue quien sembró en mi la inquietud por la ingeniería, la idea de crear cosas nuevas e imaginarme como se verían ya terminadas”.

De su etapa de estudiante, el Ing. Del Muro recuerda que cuando ingresó a la carrera de Ingeniería Civil lo hizo con total decisión de que esa sería su profesión, aunque al inicio fue complicada.

“Me costaron mucho esfuerzo los primeros cuatro semestres, tomé como un reto el concluir la universidad sin presentar un solo examen extraordinario y lo logré.  Aprendí a entender cómo funcionaban las cosas, a ser analítico y más observador; después de eso, los siguientes semestres fueron más sencillos para mí, aunque reconozco que nunca fui muy bueno en matemáticas, pero el sentido común me llevaba a las soluciones y me apoyaba en alguien de mis amigos para fundamentar los cálculos”.

Una vez egresado, el experimentado profesionista cuenta que no tuvo ningún problema con su vida laboral, ya que trabajó en áreas relacionadas con la ingeniería desde que terminó el segundo semestre.

“Hubo dos personas a quien admiro y agradezco mucho que fueron quienes me dieron esa oportunidad: el Ing. Ricardo Magdaleno Rodríguez y el Ing. Ricardo Esparza +, con ellos empecé a ganar experiencia y al llegar al final de la carrera yo ya tenía un historial de proyectos en los que había participado e incluso diseñado, además no había aún terminado la carrera y el Ing. Magdaleno confió en mi y me dio dentro de su empresa un puesto de mando medio con ingenieros a mi cargo en el área de supervisión de obra. Como anécdota platico ¿cómo el Ing. Magdaleno pudo confiar en mí?, si en una ocasión antes de ingresar a trabajar en su empresa y siendo yo su alumno, ¡me expulsó del salón de clase por platicón y relajiento! “.

En su vida laboral, comenta, siempre hubo retos y dificultades, pero entendió que en ingeniería todo tiene más de una solución.

“Me siento satisfecho de que siendo empleado o funcionario en el sector público, nunca tuve la necesidad de pedir un ascenso o un aumento de sueldo, hacía mi trabajo con gusto y todo se dio por consecuencia hasta llegar a ser dos veces titular de una dependencia”.

Para el Ing. Luis Gerardo del Muro hay 5 obras muy significativas en su haber, las cuales fueron un gran reto; El proyecto del Estadio Victoria; proyectar y construir el complejo Isla San Marcos en un tiempo de 3 meses y medio; construir el santuario y escultura del Cristo Roto en 65 días; la modernización del Distrito de Riego 01 y el proyecto y construcción de la primera etapa del nuevo Hospital Miguel Hidalgo.

  

  

“En mi profesión el área que más me apasiona es la geotecnia y en conjunto con mis socios estamos desarrollando nuevos equipos que nos abren la posibilidad de proporcionar soluciones diferentes a lo que ofrecen las demás empresas del ramo, esto realmente me motiva y son nuevos retos”.

  • Una frase que te motive: No hay peor discapacidad que la falta de voluntad.
  • Cuál es tu libro preferido: El hombre en busca de sentido de Víctor Frankl
  • Qué libro debe leer todo ingeniero: Los ingenieros y las torres de marfil de Hardy Cross
  • Un ingeniero civil que te inspire: Alexandre Gustave Eiffel

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

CASA CX3 / LM Arkylab

CASA CX3 / LM Arkylab

Dentro del condominio Tierraverde al norte de la ciudad de Aguascalientes en un predio de 750m2 se desplanta el proyecto de la casa CX3, residencia unifamiliar con un programa típico...



Luis Gerardo del Muro Caldera es Ingeniero Civil por la Universidad Autónoma de Aguascalientes dedicado a la geotecnia, control de calidad, proyecto y construcción. Actualmente es el director general en Explora Ingeniería y Grupo Ambienta Arquitectura y Construcción.

Se define como una persona adaptable a las circunstancias, le gusta ser innovador y emprender nuevos retos, buscar áreas de oportunidad para realizar cosas diferentes a lo que hacen los demás. “Considero que soy tenaz y constante con lo que me propongo lograr. La labor que realizo es muy variada en el medio en que me desenvuelvo, mi trabajo consiste en proporcionar soluciones de geotecnia y estructurales a proyectos de desarrolladores de urbanización y vivienda, soluciones para construcción o reconstrucción de pavimentos, reestructuración y recimentación de construcciones con problemas de asentamientos, realizo o coadyuvo en la integración proyectos de pasos a desnivel, puentes, edificios”.

Luis Gerardo del Muro participa también en la capacitación para aspirantes a perito, así como en la actualización de la cartografía de grietas y fallas geológicas y en las soluciones para construcciones en terrenos afectados por estos fenómenos geológicos.

Su gusto por la Ingeniería civil se da desde que tenía alrededor de 6 años, le gustaba observar cómo se desarrollaban las construcciones de edificios y carreteras.
“Siempre le preguntaba a mi padre como se llamaba alguna máquina que veía y el, aun cuando no tuvo más estudios que la primaria, tenía mucho sentido común y a su manera me explicaba. Creo que él fue quien sembró en mi la inquietud por la ingeniería, la idea de crear cosas nuevas e imaginarme como se verían ya terminadas”.

De su etapa de estudiante, el Ing. Del Muro recuerda que cuando ingresó a la carrera de Ingeniería Civil lo hizo con total decisión de que esa sería su profesión, aunque al inicio fue complicada.

“Me costaron mucho esfuerzo los primeros cuatro semestres, tomé como un reto el concluir la universidad sin presentar un solo examen extraordinario y lo logré.  Aprendí a entender cómo funcionaban las cosas, a ser analítico y más observador; después de eso, los siguientes semestres fueron más sencillos para mí, aunque reconozco que nunca fui muy bueno en matemáticas, pero el sentido común me llevaba a las soluciones y me apoyaba en alguien de mis amigos para fundamentar los cálculos”.

Una vez egresado, el experimentado profesionista cuenta que no tuvo ningún problema con su vida laboral, ya que trabajó en áreas relacionadas con la ingeniería desde que terminó el segundo semestre.

“Hubo dos personas a quien admiro y agradezco mucho que fueron quienes me dieron esa oportunidad: el Ing. Ricardo Magdaleno Rodríguez y el Ing. Ricardo Esparza +, con ellos empecé a ganar experiencia y al llegar al final de la carrera yo ya tenía un historial de proyectos en los que había participado e incluso diseñado, además no había aún terminado la carrera y el Ing. Magdaleno confió en mi y me dio dentro de su empresa un puesto de mando medio con ingenieros a mi cargo en el área de supervisión de obra. Como anécdota platico ¿cómo el Ing. Magdaleno pudo confiar en mí?, si en una ocasión antes de ingresar a trabajar en su empresa y siendo yo su alumno, ¡me expulsó del salón de clase por platicón y relajiento! “.

En su vida laboral, comenta, siempre hubo retos y dificultades, pero entendió que en ingeniería todo tiene más de una solución.

“Me siento satisfecho de que siendo empleado o funcionario en el sector público, nunca tuve la necesidad de pedir un ascenso o un aumento de sueldo, hacía mi trabajo con gusto y todo se dio por consecuencia hasta llegar a ser dos veces titular de una dependencia”.

Para el Ing. Luis Gerardo del Muro hay 5 obras muy significativas en su haber, las cuales fueron un gran reto; El proyecto del Estadio Victoria; proyectar y construir el complejo Isla San Marcos en un tiempo de 3 meses y medio; construir el santuario y escultura del Cristo Roto en 65 días; la modernización del Distrito de Riego 01 y el proyecto y construcción de la primera etapa del nuevo Hospital Miguel Hidalgo.

  

  

“En mi profesión el área que más me apasiona es la geotecnia y en conjunto con mis socios estamos desarrollando nuevos equipos que nos abren la posibilidad de proporcionar soluciones diferentes a lo que ofrecen las demás empresas del ramo, esto realmente me motiva y son nuevos retos”.

  • Una frase que te motive: No hay peor discapacidad que la falta de voluntad.
  • Cuál es tu libro preferido: El hombre en busca de sentido de Víctor Frankl
  • Qué libro debe leer todo ingeniero: Los ingenieros y las torres de marfil de Hardy Cross
  • Un ingeniero civil que te inspire: Alexandre Gustave Eiffel