Revista Digital




El índice de verticalización a nivel nacional promedio de 2017 a 2020 se ha mantenido oscilando entre 40% y 43%, lo que representa una verticalización moderada. Sin embargo, aunque esto representa un panorama general, también se debe considerar el rango que toma el índice, con un máximo de alrededor de 70% que corresponde a ciertas zonas altamente verticalizadas de la Ciudad de México y mínimos de 3-4% para zonas muy horizontales en ciudades más pequeñas del interior de la república donde existe oferta de vivienda vertical nueva.

Como puntos de referencia se tienen los 5 principales boroughs conurbados de la ciudad de Nueva York y el municipio de Barcelona con una verticalización de 72%, y en contraste se observa que para la misma ciudad de Nueva York el índice promedio disminuye a 49% si incluimos la zona metropolitana extendida (NYC Greater Metropolitan Area).
Según datos de 4S Real Estate, pionero en Latinoamérica en el desarrollo de metodologías para el entendimiento de la demanda, esta capacidad estratégica permite identificar necesidades desatendidas en el mercado.

Como parte del análisis de la demanda vertical, 4S Real Estate creó el índice de verticalización de la demanda. Este índice mide la disposición del público de los segmentos A, B, C+ por considerar la posibilidad de adquirir vivienda vertical.

En su más reciente estudio, se muestre el índice para las 18 ciudades empleadas en la muestra, destacando el mínimo, máximo y promedio del para cada una de ellas.

Debido a la contingencia provocada por la Covid-19 se detecta que algunas personas en búsqueda de una vivienda decidieron posponer su decisión de compra, principalmente en ciudades como Mérida, San Luis Potosí, Ciudad de México y Puebla, entre otras. El tiempo pospuesto para retomar la decisión de compra puede llegar a ser de hasta 12 meses o incluso de forma indefinida.

Por otra parte, no se detecta una variación en el presupuesto considerado para la compra del inmueble antes y durante la contingencia sanitaria, asimismo se muestra una preferencia similar en cuanto a los M2 buscados. Previo a la pandemia se encuentra que las personas solían recibir visitas hasta 4 veces al mes y principalmente se reunían en la sala.

El estudio, también demuestra que, un departamento necesariamente tiene menos área que una casa. Se valora más la ubicación sobre una mayor área total.
Un área de home office inadecuado es el mayor punto de dolor. No obstante, en conjunto la ubicación es lo de mayor importancia. Pese a que la restricción de proximidad supondría una disminución en el interés en las amenidades, se mantiene como un principal factor de interés para la compra.

La importancia de la terraza y balcón sugieren retos importantes dado las limitaciones en presupuesto de los prospectos.

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

CASA CX3 / LM Arkylab

CASA CX3 / LM Arkylab

Dentro del condominio Tierraverde al norte de la ciudad de Aguascalientes en un predio de 750m2 se desplanta el proyecto de la casa CX3, residencia unifamiliar con un programa típico...



El índice de verticalización a nivel nacional promedio de 2017 a 2020 se ha mantenido oscilando entre 40% y 43%, lo que representa una verticalización moderada. Sin embargo, aunque esto representa un panorama general, también se debe considerar el rango que toma el índice, con un máximo de alrededor de 70% que corresponde a ciertas zonas altamente verticalizadas de la Ciudad de México y mínimos de 3-4% para zonas muy horizontales en ciudades más pequeñas del interior de la república donde existe oferta de vivienda vertical nueva.

Como puntos de referencia se tienen los 5 principales boroughs conurbados de la ciudad de Nueva York y el municipio de Barcelona con una verticalización de 72%, y en contraste se observa que para la misma ciudad de Nueva York el índice promedio disminuye a 49% si incluimos la zona metropolitana extendida (NYC Greater Metropolitan Area).
Según datos de 4S Real Estate, pionero en Latinoamérica en el desarrollo de metodologías para el entendimiento de la demanda, esta capacidad estratégica permite identificar necesidades desatendidas en el mercado.

Como parte del análisis de la demanda vertical, 4S Real Estate creó el índice de verticalización de la demanda. Este índice mide la disposición del público de los segmentos A, B, C+ por considerar la posibilidad de adquirir vivienda vertical.

En su más reciente estudio, se muestre el índice para las 18 ciudades empleadas en la muestra, destacando el mínimo, máximo y promedio del para cada una de ellas.

Debido a la contingencia provocada por la Covid-19 se detecta que algunas personas en búsqueda de una vivienda decidieron posponer su decisión de compra, principalmente en ciudades como Mérida, San Luis Potosí, Ciudad de México y Puebla, entre otras. El tiempo pospuesto para retomar la decisión de compra puede llegar a ser de hasta 12 meses o incluso de forma indefinida.

Por otra parte, no se detecta una variación en el presupuesto considerado para la compra del inmueble antes y durante la contingencia sanitaria, asimismo se muestra una preferencia similar en cuanto a los M2 buscados. Previo a la pandemia se encuentra que las personas solían recibir visitas hasta 4 veces al mes y principalmente se reunían en la sala.

El estudio, también demuestra que, un departamento necesariamente tiene menos área que una casa. Se valora más la ubicación sobre una mayor área total.
Un área de home office inadecuado es el mayor punto de dolor. No obstante, en conjunto la ubicación es lo de mayor importancia. Pese a que la restricción de proximidad supondría una disminución en el interés en las amenidades, se mantiene como un principal factor de interés para la compra.

La importancia de la terraza y balcón sugieren retos importantes dado las limitaciones en presupuesto de los prospectos.