SE PLANEA HACER UNA TRANSFORMACIÓN AL ESTADIO AZTECA PARA EL MUNDIAL 2026

El “Coloso de Santa Úrsula” es uno de los espacios deportivos más emblemáticos de la Ciudad de México y el más grande del país, el segundo del continente y el octavo de todo el mundo: tiene capacidad para 87,000 espectadores y mide 105 por 68 metros.

Ha tenido remodelaciones a lo largo de los años para adecuarse a los nuevos requerimientos y tecnología de la actualidad, pero está por recibir una de sus transformaciones más grandes, ya que le será agregado un hotel y un centro comercial, para recibir a los deportistas y turistas durante el Mundial de Fútbol 2026, que se llevará a cabo en México, Estados Unidos y Canadá.
 
El medio deportivo Récord, explicó que, para poder costear estos cambios, Televisa —compañía que es dueña del recinto— intentará comercializar el nombre del edificio y, así, además hacerlo redituable a futuro.

El alojamiento y plaza de retail se ubicarán, en caso de ser aprobados los cambios, en el estacionamiento en el que la televisora realiza las transmisiones de los partidos de fútbol.

El hotel contará con un túnel que conecte directamente con los vestuarios, para que los jugadores no tengan que salir del estadio en ningún momento, precisó el diario. Además, se le agregará un estacionamiento para mejorar la capacidad de recibir a visitantes en su automóvil.

“Todo este tiempo de pandemia hemos estado trabajando cercanos a la FIFA, hemos tenido reuniones de las sedes con la dirección operativa de la FIFA. Hay que entender que estamos en la fase de la selección de sedes, en el proyecto que se presentó tenemos 23 sedes entre los tres países y tienen que reducirse a 16. Vamos a empujar para que nuestras sedes se mantengan”, declaró Yon de Lauisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol.
 

Los muros del Estadio Azteca

El recinto deportivo fue obra de los arquitectos Pedro Ramírez Vázques y Rafael Mijares Alcérreca, quienes también trabajaron en el diseño de otros edificios emblemáticos, como el Museo Nacional de Antropología, la Nueva Basílica de Guadalupe y el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Así como 15 mercados de la Ciudad de México, el Museo del Arte Moderno y la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Su construcción comenzó en agosto de 1962 en un ejido en Santa úrsula, al sur de la ciudad del país, y para mayo de 1966 fue concluido.
En su edificación se usaron 42,000 metros cúbicos de concreto, 8,000 toneladas de varilla y se comenzó con una capacidad para 110,000 personas.

 

 

 

FUENTE: https://obras.expansion.mx

Comparte

Lo más reciente

Recibe cada mes sin costo, la Revista Digital de tu preferencia

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE A LA EDICIÓN DIGITAL DE LA REVISTA CONSTRUYE