Revista Digital



Noruega se ha convertido en el primer país del mundo en prohibir la deforestación, esta iniciativa fue anunciada hace algunos años atrás, y fue  totalmente planificada para proteger los bosques noruegos. 

Lo novedoso es que ahora también se aplicará entre otros países del mundo y a relaciones comerciales entre empresas de Noruega.

El estado noruego firmó un decreto en el que se ha comprometido a evaluar todos los negocios que se propongan, con el fin de apoyar siempre a los que cuenten con una política sustentable.

En esta declaración que consistía en prohibir productos provenientes de la deforestación, participaron también Alemania y Reino Unido. 

La decisión de Noruega es realmente importante para el mundo entero porque anima a otros países a seguir el mismo camino. Este tipo de compromiso no es sólo que dejen de talar los bosques, también implica no lucrar con la deforestación y la destrucción de la biodiversidad en otros países del mundo.

 

Facebook

Revista Digital

Proyectos Arquitectonicos

Centro de aprendizaje de la Universidad de Kingston / Grafton Architects

Centro de aprendizaje de la Universidad de Kingston / Grafton Architects

Arquitectos: Grafton Architects Ubicación: Londres, Reino Unido  Área: 9,400 m2 Año Proyecto: 2020 Construcción: Willmott Dixon Fotografía: Ed Reeve y Dennis Gilvert  El proyecto se trata de un edificio de enseñanza para la Universidad de Kingston...


Noruega se ha convertido en el primer país del mundo en prohibir la deforestación, esta iniciativa fue anunciada hace algunos años atrás, y fue  totalmente planificada para proteger los bosques noruegos. 

Lo novedoso es que ahora también se aplicará entre otros países del mundo y a relaciones comerciales entre empresas de Noruega.

El estado noruego firmó un decreto en el que se ha comprometido a evaluar todos los negocios que se propongan, con el fin de apoyar siempre a los que cuenten con una política sustentable.

En esta declaración que consistía en prohibir productos provenientes de la deforestación, participaron también Alemania y Reino Unido. 

La decisión de Noruega es realmente importante para el mundo entero porque anima a otros países a seguir el mismo camino. Este tipo de compromiso no es sólo que dejen de talar los bosques, también implica no lucrar con la deforestación y la destrucción de la biodiversidad en otros países del mundo.