¡VIVA AGUASCALIENTES! ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LA FERIA DE MÉXICO

Por: Dr. Ricardo Damián García Santillán

La Feria Nacional de San Marcos es una celebración emblemática en nuestro país, reconocida por su rica historia, diversión y tradición arraigada no solo a nivel nacional, sino también internacionalmente.

A partir de aquí historia pura…

Su Santo Patrono, su Templo y su Jardín:

Según tradición eclesiástica, Marcos, llamado también Juan Marcos o Marcos el Evangelista fue un discípulo cercano a Pedro quien fungía como interprete y traductor de este, de ahí que haya escrito los evangelios sin ser cercano a Jesús, a quien probablemente nunca conoció. 

El templo de estilos barroco y neoclásico inicio su construcción en el año 1740 y fue terminado en 1765, aunque en ese sitio ya existía una capilla desde 1655. Como dato curioso el templo está dedicado a la Virgen del Carmen y a San Marcos Evangelista, de ahí su doble denominación de “Parroquia de Nuestra Señora del Carmen” y “Templo de San Marcos” y sus dos festividades; el novenario de la Virgen el 16 de julio, y un triduo para San Marcos que concluye justo el 25 de abril día grande de la Feria. 

En 1831 el Ayuntamiento de la capital compró el predio de 168 metros de largo por 88 metros de ancho. Para 1837, ya poseía una glorieta central, un asta y bancas como principales elementos en un ambiente rodeado por rosales. En 1842, el gobernador Nicolás Condell decidió que se rodeara por una balaustrada de cantera labrada, de estilo neoclásico, similar al templo, y cuatro pórticos laterales. El trabajo se concluyó en 1847. Posteriormente en 1887, se le agregaron cuatro fuentes en las esquinas y noventa bancas de hierro y, en 1891, un kiosco, veinte jarrones con columnas y un juego de agua en la fuente. Hasta le fecha en cada una de las balaustradas, se coloca el tradicional Bando Solemne que da inicio al festejo abrileño.

Orígenes Históricos:

La Feria Nacional de San Marcos cuenta con 196 años de historia, convirtiéndola en una de las más antiguas del país y en la actualidad la de mayor prestigio nacional y una de las principales ferias de su tipo en todo el mundo. 

El primer antecedente de esta señala que se realizó del 20 de octubre al 20 de noviembre de 1828, para vender los productos de la cosechas y ganadería local, lo que dio origen al primer Parián, que aún conserva su ubicación frente al Templo de San Diego, muy cerca de la plaza principal. En aquellos años la feria solo tenía fines comerciales. 

Para mediados del siglo XIX, una vez inaugurada la balaustrada del Jardín de San Marcos y pasado el periodo más duro de las Leyes de Reforma en México, se decidió celebrar un evento agrícola en honor al Santo Evangelista. El festival fue un éxito y para el siguiente año se decidió empatar la feria de noviembre con el evento agrícola en los meses de primavera, pero ahora incluyendo elementos seculares, convirtiéndola en una celebración que fusiona lo religioso con lo cultural y lo social. 

Con la llegada del ferrocarril en 1884, la feria pudo promoverse y conocerse más allá de los límites del estado.

Desde 1924 se organiza un concurso de belleza para elegir a la Reina de la Feria y sus Princesas.

En 1958 la Feria fue elevada al rango “Nacional” por el presidente Adolfo López Mateos.

Sus instalaciones:

Con más de 90 hectáreas la Feria Nacional de San Marcos tiene áreas especialmente diseñadas para cada una de las actividades que se realizan dentro del perímetro ferial. 

Dentro de sus instalaciones destacan sus plazas de toros. La San Marcos comenzó a construirse en 1896 y fue terminada en solo 48 días. Fue inaugurada por Juan Jiménez El Ecijano lidiando toros de la ganadería de Venadero el 24 de abril de ese mismo año. El 23 de noviembre de 1974 fue inaugurada una de las más bellas plazas de toros del mundo, la Plaza Monumental de Aguascalientes, para 1992 amplio su cupo de 7,500 a 15,000 personas cómodamente sentadas.

Otros de sus espacios importantes son

  • El Palenque otrora llamado Federico Méndez y su Casino.
  • La Isla San Marcos.
  • El andador cultural Carranza, el andador de expo plaza y el andador J. Pani.
  • La Velaría y la Mega Velaría.
  • El Foro de las Estrellas, la exposición ganadera, los juegos mecánicos y el Pabellón Internacional.

Suspensiones y Eventualidades:

En el siglo XIX, durante el periodo de la Reforma, la feria fue suspendida temporalmente debido a las políticas anticlericales del gobierno. Sin embargo, fue revivida en la segunda mitad del siglo XIX.

En 2009, por primera vez la Feria, fue interrumpida a solo diez días de su inicio, debido a la Pandemia de gripe A (H1N1) que afectó al país.

En 2020 y 2021 no se llevó a cabo la verbena debido a la situación originada por la Pandemia del virus SARS-CoV2 (COVID-19), celebrándose de nuevo hasta el año 2022.

Otro dato curioso ocurrió en el año 2011 cuando el país invitado fue Japón; pero debido al reciente tsunami sufrido, se postergó su asistencia hasta el 2012, quedando el 2011 sin invitado internacional.

La Feria de San Marcos en la cultura popular:

Existen diferentes series, canciones y películas que llevan la Feria de San Marcos como eje central, siendo la más representativa la canción Pelea de Gallos de Juan S. Garrido que hiciera famosa Miguel Aceves Mejía “El Rey del Falsete” en 1945.

 Otras Canciones son “La Feria de San Marcos” que interpreta Pedro Infante, “Camino de Aguascalientes” de José Alfredo Jiménez y “Feria de San Marcos” de Los Cadetes de Linares y Banda Machos.

Series como “La Feria de San Marcos” documental de TV Azteca y “Amor en San Marcos” de Andrés Vancook; están enmarcadas dentro de la celebración hidrocálida.

Y por supuesto hay películas populares como “La Feria de San Marcos” dirigida por Jesús Muñoz Velázquez. “Feria de San Marcos” de Blas Durán, “Tres Tristes Tigres” con la participación de Joaquín Cordero, “La Feria de San Marcos” de 1954 dirigida por Miguel Morayta y otra más del mismo nombre de 1958 dirigida por Gilberto Martínez Solares, entre otras

Su Presente como Motor Cultural y Económico del Estado:

La Feria de San Marcos no solo es un evento de entretenimiento, sino también un motor económico para la región. Atrae a millones de visitantes cada año, generando ingresos significativos para comerciantes, hoteleros y empresas locales. Además, promueve la identidad cultural de Aguascalientes y contribuye a la preservación de sus tradiciones y costumbres.

La Feria ha enfrentado desafíos y cambios, pero ha logrado adaptarse y mantener su esencia única. Se ha modernizado con el tiempo, incorporando nuevas atracciones y tecnologías, pero sin perder de vista su rica herencia histórica y cultural. Por tanto, es mucho más que un simple evento de diversión; es un símbolo de identidad, tradición y orgullo para la ciudad de Aguascalientes y para todo México. A través de los siglos, ha perdurado como un testamento vivo de la riqueza cultural y la vitalidad de la región, y continúa inspirando a generaciones con su encanto y su legado histórico.

Comparte

Lo más reciente

Recibe cada mes sin costo, la Revista Digital de tu preferencia

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE A LA EDICIÓN DIGITAL DE LA REVISTA CONSTRUYE