ZAHA DISEÑA ALAI: RESIDENCIAS ELEVADAS SOBRE LA NATURALEZA EN CANCÚN

El complejo residencial de siete torres se elevará nueve metros por encima del suelo para garantizar el libre crecimiento de la vegetación y el paso de la fauna local.

CIUDAD DE MÉXICO — El despacho británico Zaha Hadid Architects reveló el diseño de Alai, un complejo de siete torres que desarrollará Pulso Inmobiliario en Cancún, el cual no solo reinterpreta la tradición arquitectónica local, sino que adopta una serie de consideraciones ecológicas donde la más destacada es la elevación a nueve metros que tendrá con el objetivo de proteger el entorno natural.

Los edificios, que ofrecerán 12 tipos distintos de departamentos, así como las instalaciones para el deporte, el ocio y el bienestar, comparten una plataforma elevada para que, en primer lugar, la luz natural llegue al suelo y permita que la vegetación tropical crezca hacia arriba. Y en segundo lugar, la funa local podrá cruzar el sitio sin ningún obstáculo, explica un comunicado del despacho. 

Los departamentos están organizados en cuatro tipologías de pisos diferentes e integran generosas zonas destar y dormitorios.
El complejo también tendrá business center, cine y ascensores de alta velocidad, entre otras amenidades, de acuerdo con la página oficial del desarrollo.
Las paredes exteriores son acristaladas en cada departamento y se abren a grandes balcones privados con vistas al mar Caribe o a la laguna de Nichupté, conectando a cada residencia con el entorno y maximizando los vientos alisios de la región para lograr un ventilación natural.

Cada edificio tiene una fachada única que hace eco de las diversas texturas y complejidad superficial de la arquitectura maya con repeticiones y variaciones de pequeños componentes geométricos. Sin embargo, el conjunto tiene un lenguaje de diseño cohesivo.

Cada fachada se genera ensamblando las unidades de balcón y elementos de fachada en secuencias variables. Esto además proporciona sombra a los departamentos.
Una reserva natural

Alai se levantará en un terreno donde originalmente se iba a construir otro complejo de un propietario anterior, por lo que los ecosistemas del lugar sufrieron perturbaciones.

En ese sentido, el diseño de Alai promete reducir su impacto ambiental limitando la huella combinada de todos los edificios residenciales a menos de 7% del área total del sitio, permitiendo que la vegetación existente sea retenida y que la mayor parte del sitio retorne a su estado natural a través de un programa de replantación en el que Zaha Hadid Architects ha trabajado de manera previa y en conjunto con la firma de arquitectos paisajistas Gross Max.

Será un vivero botánico planeado para convertirse en una atracción educativa.

La creación de una reserva natural también incluirá la replantación de humedales costeros para proteger y mejorar los mangales de la laguna, así como una red de senderos suspendidos que permitirán a los residentes acceder a los bosques, la costa y la laguna sin perturbar el suelo.

Fuente: http://www.obrasweb.mx

 

Comparte

Lo más reciente

Recibe cada mes sin costo, la Revista Digital de tu preferencia

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE A LA EDICIÓN DIGITAL DE LA REVISTA CONSTRUYE