JOSÉ MIRAFUENTES EL ARTÍFICE DE LAS VELARIAS EN MÉXICO

Un pionero fundamental casi olvidado

Dr. en Arq. J. Martín Andrade Muñoz

Hay personajes indispensables en la historia de la arquitectura que muchas veces pasan desapercibidos y que luego décadas después los investigadores sufren por falta de datos o fuentes. Tal es el caso del Arq. José Mirafuentes Galván un insigne profesor de arquitectura de la UNAM cuyos aportes han enriquecido la arquitectura nacional. Muchos no saben cómo y cuando surgieron algunas asombrosas aportaciones de la arquitectura actual, inclusive algunas que aún parecen ser experimentales y que siguen maravillando en nuestra época. Ahora es común ver algunas estructuras aplicadas a la arquitectura de manera cotidiana como si siempre hubieran sido parte de ella, tal es el caso de algunas cubiertas ligeras cuyas atractivas formas siguen perteneciendo al mundo del futuro. Pero vayamos por partes y veamos quien fue un factor fundamental para que en nuestro país se usaran verdaderas novedades técnicas en la arquitectura a partir del último tercio del siglo XX. 

El arquitecto José Mirafuentes Galván nación en México el 21 de marzo de 1934 y falleció el 28 de mayo de 1991, estudió arquitectura y luego de haber estudiado en los años sesenta en Alemania, se integró a la UNAM fundando el Laboratorio de Estructuras Laminares. Fue un discreto, pero notable maestro que tuve la oportunidad de aprender de él. Para comprender su valiosa aportación es necesario mencionar a Félix Candela y los Cascarones de Concreto armado. Indudablemente el personaje más notable en el rubro de las estructuras ligeras fue el arquitecto español Félix Candela (1910-1997) cuyos famoso “cascarones” en base al PARABOLOIDE HIPERBÓLICO enriquecieron el panorama arquitectónico a partir de la mitad del siglo XX en México. Su aportación a la arquitectura mundial tuvo grandes ejemplos que aún nos maravillan. 

Arq. José Mirafuentes Galván con sus alumnos del Laboratorio de Estructuras Laminares en la ENA de la UNAM. 

El Laboratorio de Estructuras Laminares  

A principio de la década de los años setenta a raíz de la fundación del Centro de Investigaciones Arquitectónicas de la UNAM surgió el Laboratorio de Estructuras Laminares gracias a su fundador el arquitecto José Mirafuentes Galván. El arquitecto Mirafuentes acababa de regresar de la Universidad de Stuttgart en Alemania luego de haber estudiado en los sesentas en el Instituto de Estructuras Ligeras de ese país. Ahí fue alumno y colaborador del eminente arquitecto Frei Otto padre de las estructuras ligeras y precursor de múltiples experimentos estructurales que aún no acaban de explotarse debidamente, entre ellas las famosas “VELARIAS” ahora insustituibles en múltiples obras arquitectónicas, y otras no menos importantes como las “REDES DE CABLES” y las “NEUMÁTICAS”, basadas en la teoría de la “pompa de jabón” (la máxima cubierta con el mínimo de superficie). Frei Otto se convirtió para nosotros los alumnos del Laboratorio de Mirafuentes en nuestro arquitecto insignia y la gran figura de la arquitectura, a tal grado que, a instancias del maestro, algunos compañeros tuvieron la oportunidad de continuar su formación en Alemania en busca de integrarse al taller de gran Frei Otto. 

Frei Otto en la conferencia magistral en la Unión Internacional de Arquitectos 2002

Por mi parte solo tuve la oportunidad de conocer y saludar a Frei Otto hasta casi treinta años después en el Congreso de Arquitectura de la Unión Internacional de Arquitectos en julio de 2002 en Berlín. En esa ocasión Frei Otto fue la figura más destacada del congreso y recibió los máximos honores (anexo fotografía de entonces). Sin embargo, el compañero que realmente se dedicó a seguir los pasos del arquitecto Mirafuentes fue el ahora doctor Juan Gerardo Oliva, heredero de su laboratorio en la UNAM reinstalado posteriormente en la planta baja de la Torre de Ciencias convertida en Centro de Investigaciones Arquitectónicas y renombrado Laboratorio de Estructuras Ligeras. Años después visite el laboratorio y la nostalgia me invadió, aunque me dio muchísimo gusto que alguien tan calificado como el doctor Oliva hubiera seguido los pasos del maestro que nos abrió los ojos hacia el mundo del futuro. ¿Pero cuál fue la esencia de la enseñanza del maestro Mirafuentes? Pata ello habría que mencionarla en partes para entender su importancia y amplitud, así que comentaremos de algunos de los sistemas estructurales que aprendimos y exploramos durante los semestres que asistimos al Laboratorio de Estructuras Laminares I y II, materias optativas que disfrutamos mucho. 

LAS VELARIASUno de los sistemas más importantes que conocimos fueron las “velarias”, basadas en la teoría de la superficie mínima que se desarrollaba gracias al domino geométrico de los Paraboloides Hiperbólicos, cuya fórmula recitábamos: “un punto alto por dos puntos bajos”. Las velarias estaban diseñadas a la inversa de una vela de un barco, esto es, para evitar el empuje de viento para ello había que diseñar en base a una doble curvatura en sentido contrario, como si fuera una silla de montar, ya que eso permite que se deslice el viento, contrario a la vela de un barco con doble curvatura, pero en el mismo sentido, que empuja la vela del barco. Esta sencilla fórmula no la han entendido muchos diseñadores de velarias ocasionando desastres estructurales. La doble curvatura inversa se logra a través de los paraboloides hiperbólicos y parabólicos.

Frei Otto PABELLÓN TEMPORAL DE MÚSICA, Kassel 1955

Diseñar y calcular estas cubiertas en aquel tiempo se hacía todavía de una manera rudimentaria, las computadoras actuales no habían aparecido y se tenía que diseñar y calcular en base al sistema “REDES DE CABLES” y que aún se encontraba en etapa embrionaria. Primero se construía una maqueta con un textil flexible (generalmente con tul) que permitía ver y corregir el diseño, para ello comenzábamos con formas básicas como paraboloides hiperbólicos y luego con formas compuestas hasta logras interesantísimas cubiertas. Luego de tener un modelo habría que desarrollarlo para poder construirlo, para ello se colocaba en una “mesa de medición” y en base a pequeñas plomadas se obtenían los datos para dibujar los “ojales” con los que se construiría la velaria. Una vez amplificados se tenían los patrones que el fabricante confeccionaba, hasta colocarlos. 

Nuestra fuente de inspiración eran los trabajos de Frei Otto ya que estábamos maravillados con la cubierta de Redes de Cables del reciente Estado Olímpico de Múnich de 1972 el más bello en la historia de las olimpíadas ya que el maestro Mirafuentes había colaborado con Otto. 

Para aquel entonces Mirafuentes acababa de diseñar la gran cubierta de Palacio Nacional encargada para la cena de gala que se ofreció a la Reina Isabel II de Inglaterra y constituía la más grande velaria construida hasta entonces. Conocíamos al dedillo los gajos de la cubierta y seguramente fue una de las obras insignia del arquitecto. Como también su proyecto de “Hospital Neumático para Desastres”. Un hospital inflable de emergencia que se podría trasladar en un vehículo hasta la zona del desastre y en unos minutos podría prestar servicios médicos, desafortunadamente el proyecto no fue comprendido debidamente por las autoridades y no se llevó a cabo. 

Algunos años después tuve la oportunidad colaborar con el arquitecto Mirafuentes para diseñar y construir las “VELARIAS DE LA FERIA” nacional de San Marcos 1980, y que en ese momento llegó a ser la superficie cubierta con velarias mayor del país, fue construida por la Casa Planas recomendada por Mirafuentes, pero que lamentablemente solo duraron pocos años ya que la administración siguiente no tuvo la sensibilidad de conservarlas y bajo un argumento absurdo decidió desmontarlas. Pocas fotografías quedan de ellas y solo les comparto algunas que poseo. 

Fueron muchas las maravillas que nos compartió el Maestro Mirafuentes, es insuficiente este artículo para hablar de otros no menos importantes sistemas constructivos y que solo mencionaré dejando para otra entrega su descripción más detallada. Quedan pendientes las Redes de Cables, las Neumáticas, las Estructuras Espaciales, las Geodésicas, las Colgantes, las Catenarias, Las Anticatenarias, los Sistemas Tensegrity, etc. 

Por lo pronto este artículo pretende convocar a todos los que tengan alguna información sobre la obra y vida del Arquitecto José Mirafuentes Galván que procuren darla a conocer para no olvidar a este extraordinario profesor.  Yo debo agradecer enormemente a la señora Lilia Mirafuentes de Valencia hermana del arquitecto quien me contactó proporcionándome valiosos datos sobre su hermano, ella es depositaria del valioso archivo del maestro y ojalá algún investigador y/o institución se interese de este acervo y pueda convertirse en una fuente valiosísima de información.  

Comparte

Lo más reciente

PUENTE TAMPICO

México ocupa el lugar 14 en extensión territorial en el planeta y, entre sus características, posee una gran diversidad de relieves montañosos, llanuras, ríos y

TEPOTZOTLÁN, ESTADO DE MÉXICO

A pesar de ser parte del área metropolitana que rodea la Ciudad de México, Tepotzotlán es un pueblo que conserva el toque de provincia. Uno

Construcción 2.0: Ingeniería del Futuro 

Una Revolución Tecnológica que Transforma el Paisaje Constructivo En la actualidad, el sector de la construcción experimenta una transformación sin precedentes. El desarrollo de nuevas

Recibe cada mes sin costo, la Revista Digital de tu preferencia

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE A LA EDICIÓN DIGITAL DE LA REVISTA CONSTRUYE