MÉXICO, EL PAÍS QUE NUNCA SE HA LLAMADO ASÍ.

Podría resultar una sorpresa para algunos y para otros una obviedad; pero a pesar de que en todo el mundo se nos conozca así, nuestro territorio jamás ha tenido el nombre oficial de México.

A partir de aquí historia pura…
El nombre de México es una palabra náhuatl que se divide en dos partes: Metztli, que significa luna, y xiclti, que significa ombligo y significa “en el ombligo de la luna”.

En la época prehispánica se usó para nombrar los señoríos de México Tenochtitlan y México Tlatelolco, pero estos no tenían nada que ver con otras civilizaciones mesoamericanas que estaban asentadas en lo que hoy es nuestra nación; como los tlaxcaltecas, olmecas, mayas, etc.

Tras la conquista española de estos pueblos, el territorio que iba desde la alta California, la Luisiana y Florida hasta lo que hoy conocemos como Costa Rica (incluyendo Filipinas y Las islas del Pacífico) recibió el que podríamos considerar nuestro primer nombre "Virreinato de la Nueva España".

Aunque no fue un nombre oficial, la Constitución de Apatzingán en el año de 1814 menciona la independencia de "la América Mexicana"

Una vez que Agustín de Iturbide consumó la Independencia, el país tomó como primer nombre oficial "Imperio Mexicano". Esto por dos motivos propios de la época; uno, la única forma de gobierno que conocíamos era monárquica; otro, el visón centralista que establecía que si la capital del país estaba ubicada en dónde un día floreció el Imperio Mexica había que adaptar ese gentilicio para todos los ciudadanos del nuevo país.

Tras la caída del Primer Imperio nuestro país comenzó a ser llamado, aunque no de manera oficial, "República Mejicana" con la intención de hacer una diferencia clara entre la forma de gobierno que se tenía con Iturbide y la que se tendría con Guadalupe Victoria. En algunos otros documentos también aparece el nombre de "Nación Mejicana" (ambos con J).

Sin embargo, ya en la Constitución de 1824, por la influencia masónica de los norteamericanos sobre nuestros gobernantes de aquella época, se decide copiar la forma de gobierno y el nombre de nuestro vecino del norte. Es así como nuestra nación adquiere el nombre oficial que tenemos hasta hoy "Estados Unidos Mexicanos".
Cómo dato anecdótico, durante la intervención francesa los decretos y leyes publicados por Maximiliano de Habsburgo eran dirigidos al Imperio Mexicano, los publicados por Benito Juárez eran dirigidos a la "República Mexicana".
 
Es así como nuestro país ha sido llamado: Virreinato de la Nueva España, América Mexicana, Imperio Mexicano, Nación Mexicana, República Mexicana y Estados Unidos Mexicanos; pero nunca de manera oficial México.

En noviembre de 2012, el entonces presidente Felipe Calderón, presentó una iniciativa de ley ante el Congreso de la unión con la intención de cambiar el nombre del país y que este solo se llamará México, esto con la intención de rescatar nuestra identidad, pero la iniciativa no prosperó.

Por: Dr. Ricardo Damián García Santillán

Comparte

Lo más reciente

Recibe cada mes sin costo, la Revista Digital de tu preferencia

GRACIAS POR SUSCRIBIRTE A LA EDICIÓN DIGITAL DE LA REVISTA CONSTRUYE